Miles de neoyorquinos bloquearon el tránsito este martes del puente de Brooklyn durante una multitudinaria marcha en otra jornada de protestas por la muerte del afroamericano George Floyd, que se repitieron pese a los importantes cambios legislativos que ya se están llevando a cabo en el estado de Nueva York para lograr una mayor transparencia en el cuerpo policial.

Sobre las 5 de la tarde, unos 3 mil neoyorquinos que habían estado manifestándose en el distrito de Brooklyn atravesaron el puente que cruza a Manhattan liderados por el defensor del pueblo de Nueva York, Jumaane Williams, y portando carteles con los ya familiares mensajes de “Black Lives Matter” o “No Justice No Peace“.

Poco después, los manifestantes se congregaron frente al Ayuntamiento de Nueva York, en la zona sur de Manhattan, donde una veintena de familiares de víctimas de la Policía de Nueva York entre 1973 y 2019 se reunieron para exigir la retirada de fondos inmediata del cuerpo policial de la ciudad, mayor transparencia y la suspensión de los agentes implicados en los decesos de sus seres queridos.

“Pagamos tanto dinero al Departamento de la Policía de Nueva York, y están constantemente matando a nuestra gente”, dijo Hawa Bah, la madre de Mohamed Bah, que murió en 2012 en un tiroteo de la Policía en su apartamento de Manhattan.

“Mataron a mi hijo, Mohamed, delante de mí y de mis vecinos mientras les implorábamos que nos dejaran hablar con Mohamed”, dijo Hawa Bah, que exigió al alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, que retire mil millones de dólares de los fondos que dedica a la policía para “usarlos para la protección y el servicio de la próxima generación”.