Entra en vigor “Fotocivica” con trabajo comunitario; sin embargo, si se contemplan multas en efectivo

Por Guillermo Pimentel Balderas

Entra en vigor el programa de “Fotocivica”, que de alguna manera sancionará a los conductores de automotores (vehículos y motocicletas), con trabajo comunitario en lugar de multas económicas, anunció la Jefa de Gobierno de la ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo.

La operación de este nuevo programa, en la capital de la república, sustituye el sistema de “fotomultas” bajo una visión de responsabilidad cívica en lugar de carácter recaudatorio.

Claudia Sheinbaum dijo que se pretende con esta acción una nueva relación del Gobierno con la sociedad, que se busca reducir los incidentes viales o de tránsito en el marco de respeto entre todos y sobre todo acabar con la corrupción que impero con las fotomultas. “Queremos generar el civismo en la población”, enmarcó.

De esta manera, quien circule por las vías y cometa alguna irregularidad ya no deberá pagar una infracción, sino que tendrá que cumplir con sus sanciones que consistirán desde amonestaciones (en las dos primeras ocasiones) hasta cursos en línea e incluso obras de restauración en centros de educación, de salud o servicios.

Para la vigilancia, se ocuparán las 58 cámaras y 80 radares del sistema anterior y se busca, ante todo, generar conciencia entre los conductores para que respeten el reglamento de tránsito vehicular.

Para cualquier duda al respecto, se activó el portal www.tramites.cdmx.gob.mx en el cual los automovilistas de automotores podrán consultar desde hoy si ya son acreedores a una sanción cívica por haber sido captados mediante una Fotocivica por cometer alguna infracción.

Sanciones económicas

Este sistema, se aseguró, aplicará completamente sanciones cívicas, por lo que todos los capitalinos podrán pagarlas sin importar su situación económica y solo serán sanciones económicas las impuestas por elementos de tránsito de la Secretaría de Seguridad Ciudadana a través de dispositivos portátiles manuales.

Además, se mantendrán como sanciones económicas las aplicadas a: placas de personas morales; de otra entidad federativa o país; de transporte público; de transporte de carga, y de taxis. Entre las irregularidades que ameritan una sanción están: no usar el cinturón de seguridad, no respetar la preferencia de paso de peatones, circular en sentido contrario y manejar a exceso de velocidad.

También será motivo de sanción, invadir el paso peatonal, pasarse los altos, dar vuelta continua a la derecha y a la izquierda, sostener o cargar personas o animales en la parte delantera del automóvil y usar distractores como el celular.

El sistema de sanciones se basará en 10 puntos que se irán perdiendo conforme se acumulen sanciones, de manera que quienes no tengan como mínimo ocho puntos y no hayan cumplido con estas sanciones no podrán verificar sus automóviles.

En el caso de quienes cuenten con ocho puntos como mínimo, podrán esperar tranquilos hasta la próxima verificación para volver a contar con los 10 puntos, en tanto que, a partir de los siete puntos, el infractor deberá tomar un curso básico en línea.

Quien solo cuente con seis puntos, deberá tomar además un curso intermedio en línea; en tanto que, a los cinco puntos, el infractor deberá tomar un curso presencial sobre sensibilización; mientras que con cuatro puntos o menos ya deberá llevar a cabo dos horas de trabajo comunitario.

Por último, si el conductor llega a quedarse sin puntos, no tendrá derecho a verificar hasta cumplir con 10 horas de trabajo comunitario. Es así que el principal consejo para los conductores que transitan en la ciudad de México es “conducir con cuidado” y “respetar las señalizaciones de velocidad, cruces, carriles de Metrobús o ciclopistas», indicó la Jefa de Gobierno capitalino.