La Reina Isabel II convocó el lunes a los principales miembros de la familia real británica, en su residencia de Sandringham (Inglaterra), para abordar el futuro papel en la monarquía de los Duques de Sussex, Enrique y Meghan.

Además de Enrique, se sumarán al encuentro su hermano, el príncipe Guillermo, y su padre, Carlos de Inglaterra, mientras que Meghan participará por teléfono desde Canadá, según informó a los medios este domingo un portavoz del palacio de Buckingham.

En la reunión se analizarán los «siguientes pasos» que se tomarán en relación los Duques, que esta semana anunciaron que planean distanciarse de sus funciones como representantes de la monarquía y dividir su tiempo a partir de ahora entre el Reino Unido y Norteamérica.

La familia real analizará posibles planes que se han diseñado en coordinación con funcionarios del Gobierno británico y el de Canadá, donde presumiblemente los duques quieren establecer una residencia.

El inesperado anuncio de Enrique y Meghan, que aseguran que tienen intención de «trabajar para ser financieramente independientes», ha provocado malestar entre el resto de miembros de la monarquía y ha levantado dudas sobre las futuras fuentes de financiación de los Duques.