El diputado Porfirio Muñoz Ledo afirmó que en la Cámara de Diputados “se hacen bolas” sobre el fuero constitucional, pues explicó, el presidente de la República “no tiene propiamente fuero”.

Luego de que la Cámara Baja del Congreso de la Unión aprobara la reforma a los artículos 108 y 11 de la Constitución para eliminar el fuero presidencial, Muñoz Ledo expuso que por cualquiera que sean las causas el primer mandatario es sometido a un juicio de procedencia.

Detalló que se trata de un juicio político en el que la Cámara de Diputados actúa como órgano acusatorio y el Senado de la República como órgano de sentencia.

El diputado añadió que al presidente no se le arrestaría como a un “ciudadano común”, y que si tiene mayoría en cualquiera de las Cámaras “no pasa nada”.

De acuerdo con el dictamen aprobado en San Lázaro, al presidente se le podrá juzgar no solamente por traición a la patria o delitos graves del orden común, sino por todos los delitos por los que pueden ser enjuiciados los ciudadanos.