El Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), con el acompañamiento de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), presentaron hoy el “Modelo de cuidados alternativos para niñas, niños y adolescentes migrantes, solicitantes de asilo y refugiados en México: guía para su implementación”

El citado modelo reconoce que, si bien las circunstancias que enfrentan las niñas, niños y adolescentes (NNA) en situación de migración pueden variar, se trata de una población en situación de vulnerabilidad y por tanto requieren de intervenciones especializadas que, además de garantizar sus derechos, aborden sus necesidades específicas y les ofrezcan oportunidades y caminos de vida.

En la presentación, el secretario Marcelo Ebrard aseguró que el Gobierno de México es muy autocrítico de lo que estamos viendo diariamente, “estamos enfrentando nuevos fenómenos y tenemos que prepararnos precisamente para cuidar muy especialmente a las niñas, a los niños y a los adolescentes migrantes.”

Asimismo, el canciller Ebrard destacó que el modelo “nos da un camino a seguir, es una brújula de navegación en un proceso bien complejo, muy difícil. Pero hay que hacerle frente, y hay que hacerle frente así, con un modelo de cuidados alternativos.”

En el mismo sentido, la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Martha Delgado Peralta, consideró que la estrategia mexicana en materia de migración se encuentra en el camino correcto, sin embargo hace falta una implementación más acelerada y efectiva para poder garantizar los derechos de este grupo vulnerable. Confió en que la implementación de este modelo de cuidados alternativos sea una pieza fundamental para enfrentar el reto del creciente flujo migratorio de menores no acompañados en México.

El modelo responde a la política de protección integral de derechos establecida por la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (LGDNNA) y está alineada con las Directrices de la ONU sobre las modalidades alternativas de cuidado de niños y niñas. Consta de cuatro etapas: 1) identificación; 2) primera acogida; 3) segunda acogida, y 4) egreso (reintegración o acompañamiento hacia la vida independiente).

Ello, con base en los más altos estándares en materia de derechos humanos de NNA, asegurando su interés superior de forma integral: como derecho, como principio de interpretación y como norma de procedimiento.

En su intervención, la titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, María del Rocío García Pérez, aseguró que las prioridades para las instituciones y organismos que participan en la elaboración de este modelo son la atención para aquellas niñas, niños y adolescentes que se encuentran en situación de migración no acompañada, la garantía de su derecho a vivir en familia, su integración a la comunidad y el esfuerzo para que gocen de un futuro productivo. Aseguró que “el objetivo común es abrir nuevas posibilidades a quienes parecen no tenerlas por estar en un espacio que no es su lugar de origen.”

Por otra parte, Dora Giusti, jefa del Programa de Protección del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, apuntó a que el desafío, y la oportunidad, consisten en que este Modelo se convierta en una realidad en todo el país. El objetivo es que todas las niñas, niños y adolescentes en situación de migración, no acompañados, reciban la protección a la que tienen derecho, así como asesoría y representación legal. Además, que tengan un lugar asegurado en alguna de las opciones de cuidados alternativos de puertas abiertas, ya sea residenciales o familiares, siempre con base comunitaria. Todo esto, para sustituir la detención.

Con este modelo, se busca brindar orientación y herramientas que puedan ser replicadas en las entidades federativas, para cumplir con la normativa internacional y nacional. México da los primeros pasos para ofrecer protección, cuidados y un futuro productivo a los NNA en situación de migración.

Durante la presentación estuvieron presentes Javier Pérez Durón, titular de la Unidad de Investigación de Delitos para Personas Migrantes de la Fiscalía General de la República; Patricia Colchero Aragonés, coordinadora de Información y Estudios del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes y Andrés Alfonso Ramírez Silva, coordinador general de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados.

Con lo anterior, el Gobierno de México reafirma su compromiso con el multilateralismo, así como con los más altos estándares en materia de derechos humanos en la atención de grupos migrantes que entran a territorio nacional.

Consultar el Informe: «Modelo de cuidados alternativos para niñas, niños y adolescentes migrantes, solicitantes de asilo y refugiados en México: guía para su implementación»