La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reservó por cinco años el acceso público a los convenios o acuerdos de donación o comodato a los que llegó con los estados o municipios para la construcción de los cuarteles de la Guardia Nacional (GN).

También clasificó como información reservada la superficie del terreno, ubicación exacta y copias de las autorizaciones para utilizar los predios cedidos para habilitar los regimientos, de acuerdo con una respuesta de información a solicitud de un particular.

«Su difusión revelaría el despliegue operativo militar», se indicó en la resolución del Comité de Transparencia de la Sedena.

«Hacer pública la relación de los inmuebles destinados a la construcción de bases y cuarteles de la Guardia Nacional, así como los mapas, planos y cualquier otro documento que indique la ubicación, la superficie, medidas y colindancias de aquellos terrenos que hayan sido cedidos o donados en comodato, revelaría el operativo de la Guardia Nacional», reiteró el Comité.

Estableció que los cuarteles están destinados para que los integrantes de la GN realicen actividades de adiestramiento, administración, organización, alojamiento, preparación, así como resguardo de armamento, equipo, aeronaves y vehículos.

Fuente: Reforma