La farmacéutica Johnson & Johnson suspendió los ensayos de su vacuna candidata contra el COVID-19, luego de que uno de los participantes desarrollara una ‘enfermedad inexplicable‘.

Como medida preventiva, la compañía detendrá temporalmente la administración de dosis de la vacuna en voluntarios, así como la fase 3 de sus ensayos.

En un comunicado, Johnson & Johnson expuso que la enfermedad de su participante será revisada por sus médicos y por la Junta de Monitoreo de Seguridad de Datos.

Añadió que desconoce si el paciente recibió el proyecto de vacuna o un placebo.

Reiteró su compromiso con la seguridad y bienestar de las personas y recordó que los eventos adversos suelen ocurrir en cualquier estudio clínico, “especialmente en los estudios grandes”.