La Suprema Corte de Estados Unidos dijo este miércoles que el Gobierno de Donald Trump puede continuar con su programa conocido como «Permanecer en México», el cual obliga a los solicitantes de asilo a esperar su proceso en territorio mexicano.

En tribunales inferiores aún hay conflictos legales dirimiéndose, pues el Gobierno advirtió que decenas de miles de migrantes en la frontera sur podrían abrumar al sistema de inmigración.

La Corte revirtió una decisión del Panel de Apelaciones del Noveno circuito que había ordenado que se suspendiera esta política el jueves en algunas partes de la frontera sur.

La Administración Trump había advertido a los jueces que la situación podría ser grave sin su intervención.

«Un número considerable de hasta 25 mil extranjeros retornados que están esperando los procedimientos en México se apresurarán de inmediato a ingresar a los Estados Unidos», escribió el Procurador General Noel Francisco.