El Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (Unicef) urgió al Estado mexicano realizar todas las acciones necesarias para garantizar la seguridad e integridad de todas las poblaciones y que ningún niño, niña o adolescente sea reclutado por grupos armados.

Asimismo, indicó que es fundamental que se generen condiciones de desarrollo en estas comunidades para que las niñas, niños y adolescentes puedan ejercer sus derechos en igualdad de oportunidades y desarrollen todo su potencial.

«La infancia y adolescencia en México debe ser protegida contra esta práctica inaceptable, ya que es una obligación del Estado mexicano derivada del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario», afirmó Christian Skoog -representante de Unicef en México-.

En un comunicado, luego de que se diera a conocer que en Guerrero autodefensas presentaran a menores como nuevos integrantes, la agencia de la ONU condenó el reclutamiento y la utilización de niñas, niños y adolescentes en grupos armados y advirtió sobre los efectos nocivos de esta práctica en su desarrollo humano y en el cumplimiento de sus derechos.

«Sin importar a qué grupo u organización armada sea reclutado un niño, niña o adolescente, por quién sea auspiciada y con qué fin, ese reclutamiento es una práctica que atenta directamente contra sus derechos humanos», señaló Christian Skoog.