A México le urge una revolución digital para acceder plenamente al mundo del ciberespacio. No es posible que en México se pague por la banda ancha fija tres veces más de lo que se paga en Europa o Estados Unidos. No es posible que en las naciones desarrolladas el 70 por ciento de sus poblaciones hagan transacciones vía Internet y en México sólo el cinco por ciento.

Cierto, la economía digital crea nuevas oportunidades, especialmente para países como el nuestro, con el fin de que puedan conectarse y competir con los mercados globales, expuso el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado de la República, Ricardo Monreal, quien advirtió del peligro latente de que la brecha tecnológica se incremente para aquellos países que no logren acceder a nuevas tecnologías; lo que ocasiona dependencia, exclusión, mayor costo y mayor desigualdad.
Al poner en marcha los trabajos del Foro Telecomunicaciones e Internet, con la presencia del secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriu, el también líder de la bancada mayoritaria de Morena en la Cámara Alta destacó que más de la mitad de la población mundial está desconectada del ciberespacio.
En la nueva modalidad, que le ha dado resultados extraordinarios en materia de conocimientos, como lo es el Parlamento Abierto en el Senado, Monreal Ávila destacó la importancia de escuchar a los expertos, usuarios, académicos y demás interesados en materia de leyes de telecomunicaciones, radiodifusión y desarrollo digital, a fin de iniciar la adecuación al marco jurídico para que las nuevas tecnologías beneficien a los mexicanos.
Monreal Ávila, en una amplia alocución mencionó que, si se quiere un beneficio para todos, debemos tener en cuenta que las empresas de los países en desarrollo se enfrentan a una amplia brecha de competitividad con respecto a los países desarrollados, que impiden su crecimiento y expansión.
El senador zacatecano se metió entonces con los datos duros, las cifras: En el 2018, el PIB de México fue de 18.5 billones de pesos, de los cuales 550 mil millones (el 2.9 del PIB), corresponden a la contribución de los subsectores de las telecomunicaciones y radiodifusión en su conjunto. El mismo año, la inversión extranjera directa en el área fue de 378 millones de dólares, lo cual representa el 1.25 del total de la inversión extranjera directa.
En el amplio Foro algunos de los temas a tratar son: El desempeño y el alcance del Instituto Federal de Telecomunicaciones: la competencia y preponderancia en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión; los precios del espectro, la ciberseguridad, las plataformas digitales, la inclusión digital, la protección al consumidor, la brecha de género, entre otros.
De ahí que las preguntas a resolver como son el marco regulatorio para una plataforma exitosa y confiable a nivel de las grandes firmas multinacionales podrán irse dibujando en este foro, pues “necesitamos garantizar los derechos y la seguridad a los 74.3 millones de mexicanos que ya usan el Internet”.
El nuevo marco jurídico que saldrá de las ideas vertidas en el este foro garantizará el libre flujo global de información, la naturaleza abierta e interconectada de Internet, el fomento a las inversiones y competencia en redes y servicios e impulsará la cooperación de las múltiples partes interesadas en los procesos de desarrollo de políticas y marcos legislativos.
Cabe señalar que el Foro y sus diversos participantes han sido convocados por la Junta de Coordinación Política del Senado. La lista es larga y de primer nivel.
*oooOOooo*