• Exige Club Primera Plana a autoridades acciones inmediatas para detener asesinatos de periodistas

 Lamenta JLUO que gobiernos han sido rebasados por organizaciones criminales

  

 

 

 

 

 

 

Por Guillermo Pimentel Balderas

Por medio de un Manifiesto, el Club Primera Plana (CPP) demandó a las autoridades de los tres niveles de gobierno un ¡YA BASTA! a los asesinatos y agresiones a periodistas en México.

Hasta el momento, alertó que las autoridades han sido rebasadas por las organizaciones criminales, lo que se ve reflejado en agresiones impunes a elementos de seguridad, incluso de la Guardia Nacional.

“¡Ya Basta de ataques al gremio periodístico!, porque nada detendrá a los trabajadores de la pluma en su misión de publicar la verdad de los hechos y cumplir con su papel de señalar la mala actuación de servidores públicos,  integrantes del sector privado y autoridades en general”, advirtió José Luis Uribe Ortega, presidente nacional del CPP.

Dijo que la organización lamenta que cada día va en aumento la inseguridad sin que se castigue a los culpables, por lo que hizo un enérgico llamado a las autoridades judiciales para que realicen a fondo las investigaciones que correspondan para detener a los autores intelectuales y materiales de los crímenes.

En esta ocasión en contra de Jorge Celestino Ruiz Vázquez, corresponsal de El Gráfico de Xalapa; director del portal de noticias Guerrero al Instante  y de Edgar Alberto Nava, director de la Verdad de Zihuatanejo.

“¡Ya Basta! de la impunidad que gozan los criminales y agresores de periodistas”, enfatizó el dirigente del CPP -pionera de periodistas organizados-, pues recordó que tan solo en este año 12 compañeros comunicadores han sido privados de la vida, sin que hasta el momento se conozca el paradero de los agresores materiales e intelectuales, subrayó.

Uribe Ortega señaló que de 1983 a la fecha se han registrado 316 homicidios: 278 periodistas; 2 locutores; 11 trabajadores de prensa; 13 familiares y 10 amigos de comunicadores, y 2 civiles, así como 29 desapariciones forzadas pendientes de aclaración.