Yo Campesino / 4T, amenaza

  • Pretenden ser dueños de la verdad en medio de crisis global

Miguel A. Rocha Valencia

Gerardo Esquivel, subgobernador del Banco de México opina que la caída del PIB de este año fluctuará entre el 8.5 y el 10.5 por ciento, lo cual traducido a valores actuales equivaldría que el país “perdió” casi tres billones de pesos, la mitad de presupuesto total de gasto de la administración pública federal.

En empleos, el cálculo podría llevarnos a la pérdida de dos millones de plazas de trabajo formal ya que cada punto porcentual de baja en el PIB, representa entre 175 mil y 200 mil vacantes, de acuerdo con los especialistas.

Lo peor es que para recuperarlos podrían necesitarse más de dos años ya que se sumará el rezago preexistente de la PEA que sumaba un millón 900 mil desempleados. De la informalidad, ni pensar.

Esos son números reales como los 45 mil muertos efectivos y 403 mil infectados de SARS-CoV-2 que hasta hoy son el saldo de la pandemia, a los cuales se suman los más de 22 mil asesinatos en tan sólo el primer semestre de 2020.

Datos todos que desmienten las afirmaciones oficiales de las “mañaneras” de Palacio Nacional, donde el pontífice tabasqueño afirma que el crimen bajó, que la pandemia cede, fue domada o se aplanó la curva de contagios.

Incluso la OMS advierte que ya se registra una preocupante oleada de rebrotes en todo el mundo y que la pandemia está fuera de control. Bueno hasta el presidente de Estados Unidos, Donald Trump decidió utilizar el odiado cubrebocas.

Pero para el gobierno todo esto son mentiras que deben ser desenmascaradas y como si no fueran suficientes las mañaneras, los bots que atacan la crítica en redes sociales o las conferencias que hacen propaganda de los programas clientelares de López Obrador, incluso las conferencias vespertinas de un cada vez más enojado Hugo López Gatell, ahora se prepara un instrumento más para intentar desmentir las verdades de las cifras.

Promoverá el gobierno un instrumento de comunicaciones cibernético denominado Infodemia.mx destinado según los garbanceros de Morena, para desmentir las noticias falsas acerca de la realidad nacional.

Recursos públicos adicionales para hacer ver a la población que la verdad es sólo aquella difundida por el gobierno y lo demás son falsedades con el fin de golpear al gobierno en el poder.

Incluso los morenos se atreven a decir que quien se oponga a esa difusión de la “única verdad”, es autoritario, olvidando que la única manera de serlo es a través del poder que ellos concentran en una sólo persona, en ese su semidiós que todos los días se alza como un oráculo que condena a todo el que no piensa como él.

Pero está bien, que usen los recursos públicos para hacer propaganda, de todos modos, no les alcanza. Cada vez usan más para comprar, amenazar, chantajear y eso significa que, si están preocupados por lo que viene, en vez de aceptar sus incapacidades y equivocaciones, lo cual lo hace adoptar, aquí sí, actitudes y acciones autoritarias desde el poder.

Lo malo es que el daño que harán puede ser muy profundo y para superarlo, tardarán años, como la recuperación del empleo o al menos, los niveles de vida que había en México antes de la Cuarta, que hoy nos “sorprende” con un escándalo ya muy manido de corrupción, donde no hay nada nuevo.

Pero si nos sorprenden ellos con sus acciones, gasto indiscriminado del tlatoani en ocurrencias, formación de base electoral, asignaciones directas del presupuesto en vez de hacer licitaciones, sospechosas complicidades o apapachos a criminales, pero, sobre todo, la estulticia en la conducción del país que pagamos todos.

Sólo un dato: Dicen que Emilio Lozoya en seis años, causó pérdidas acumuladas a Pemex por 352 mil millones de pesos. Con López Obrador, en sólo seis meses de 2020, la paraestatal perdió 606 mil millones de los cuales 195 mil corresponden al segundo trimestre, es decir que sin pandemia ya se habían esfumado más de 400 mil millones de pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *