• Cayeron economía y petróleo y no hay para seguir repartiendo billetes: Hacienda

Miguel A. Rocha Valencia

Por lo menos habremos de reconocerle al secretario de Hacienda, Arturo Herrera el tener los pies en la tierra, hacer buenos diagnósticos, aunque después lo desmientan.

Durante la entrevista más reciente, reconoció que la economía del país cayó “sólo” 19 por ciento en abril y que en mayo espera números similares, aunque menos agresivos dado que ya no es el mismo volumen que se tenía.

Es decir, la economía cada vez es más pequeña y la contracción entonces será menos mes con mes hasta que por fin, inicie la recuperación de “palomita” prevista en sus cálculos. Mientras con su equipo, se devana los sesos para encontrar la fórmula para conseguir dinero, no sólo para la operación de la administración pública, donde algo ayudará el “degollé” de contrataciones de servicios.

Para explicar lo complicado de la situación, el secretario expresó una perla digna de mención: “es muchísimo más fácil en el tránsito político repartir dinero que cobrarlo, difícilmente los ciudadanos se van a molestar si nosotros les damos más ingresos, pero casi cualquiera se molesta si el país cobra más”.

Sin querer se refirió a la actual política del gobierno al cual pertenece y cuya piedra angular es esa, repartir dinero gratis para la compra de votos que recaudarlo. Seguramente don Arturo Herrera, será reconvenido por su dicho, pues sonó a crítica.

Pero así están las cosas, el reparto de dinero gratis continúa el presidente López lo pregona por todas partes; para el de Macuspana soltar billetes es política más justiciera que propiciar la generación de empleo o proteger el existente. NO importa que se pierda un millón de formales si con lana del erario mantiene tres meses al doble, aunque después regresen a su miseria.

Así están las cosas; la encomienda dada al secretario de Hacienda es conseguir dinero a como dé lugar, sin importar cómo aún a costa de empresarios y a través del SAT y la Unidad de Inteligencia Financiera, apretar a los causantes, hay qué exprimirlos porque la 4T necesita más dinero electoral.

Por eso a los gobernadores también se les aprieta; los de casa aflojan y no rechinan los dientes porque ni siquiera les dan sus participaciones, pero los otros, están apretando y se les acusa de traidores a la patria.

La verdad es que el tema se pone más complicado, Don Arturo ya no sabe dónde conseguir dinero, sabe del enojo y temor de los causantes y que esto traerá consecuencias muy severas ya sea en materia de inversión y generación de empleo como con la caída misma de los ingresos, donde ya también reconoció que el petróleo no es la medicina dada su devaluación.

Concretamente del petróleo dijo: “Ésta nunca iba a ser una fuente eterna, este año hubo semanas en las que el petróleo estuvo por debajo de 10 dólares por barril, lo cual subraya más la necesidad de tener fuentes de ingresos permanentes”.

Para Herrera, “el primer paso para lograr más recursos es analizar qué tipo de estructura fiscal se requiere y después pasar por el tránsito político, que es donde está lo difícil ya que es muchísimo más fácil repartir dinero que cobrarlo”.

Así de objetivo se escuchó al secretario. O “aprietan” más a los causantes o dejan de regalar dinero. Se valen apuestas.