• Gestionan diputados de oposición Mesas de Trabajo con DDHH, SSC y Gobierno CDMX, para revisar debilidades y aportar criterios para mejorarla
  • Demandan al Gobierno CDMX compromiso público de no violar más los protocolos de actuación policial
  • Ofrecen un minuto de silencio por el fallecimiento del ex diputado Leonel Luna

Ante el cumplimiento parcial de los protocolos de actuación policial, solapando abusos y no informando ante la opinión pública acontecimientos de impacto en perjuicio de la ciudadanía, los diputados Federico Döring (PAN) y Jorge Gaviño, (PRD), anunciaron la revisión de la normatividad que rige a la Secretaría de Seguridad Ciudadana local, con objeto de conocer las debilidades y aportar legislativamente, al mejor cumplimiento de las corporaciones policíacas.

Esto a raíz de diversos escenarios de violencia en contra de integrantes de manifestaciones pacíficas, ataques a periodistas y desinformación. “El Gobierno de la Ciudad no ha cumplido, en agosto de 2020 se publicó en la Gaceta una actualización de protocolos para manifestaciones y uso legítimo de la fuerza, pero es omiso 100 por ciento respecto a las condiciones de seguridad para las personas y periodistas”.

Como integrante de la Comisión de Seguridad Ciudadana, el diputado local Federico Döring dijo que es el momento oportuno para realizar un exhorto a que se actualice el Protocolo y anunció que, junto con el diputado del PRD, Jorge Gaviño, dirigirá una carta a la JUCOPO para solicitar reuniones de trabajo entre la Comisión de Derechos Humanos CDMX, el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, las secretarías de Seguridad Ciudadana y de Gobierno CDMX.

El perredista Gaviño abundó en que la policía capitalina debe acatar sus propios protocolos. “De nada nos sirve tener los mejores protocolos si no se cumplen y si quienes ejercen la autoridad no los conocen”.

Se pronunció a favor del acceso a la información cuando alguien se sienta amedrentado o confundido de sus derechos, situación que debe estar determinada en este tipo de conductas ya establecidas y que van desde la protección a las cadenas de custodia, normas al uso legítimo de la fuerza y la actuación de la policía en determinadas circunstancias, además de que habría capacitaciones y cumplimiento de derechos humanos.

“Nosotros tenemos que hacer una revisión sobre la verdad en manifestaciones como fue la del 8 de marzo y los atentados con el derecho de los periodistas. Hay que revisar la actuación frente a escenarios masivos y de estas estrategias que son públicas, pero que también se han ido modificando”.

Döring y Gaviño, coincidieron en la urgencia de que la Secretaría de Seguridad Ciudadana informe al Congreso local, dónde ha incurrido la policía en abusos y además, exista un compromiso público de no violar los protocolos que garantizan los derechos humanos de manifestantes y periodistas.

“Aunque hay avances en decomisos importantes, sigue este pendiente sin atenderse”.