El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó de nueva cuenta a China por la pandemia del coronavirus, pues dijo que un «problema terrible provino de China… pudo haber sido detenido, en el foco de origen, pero decidieron no hacerlo, algo pasó, fue su incompetencia… no lo hicieron por alguna razón».

«La gente está completamente asustada, pero hay otra que teme perder sus empleos», agregó.

El mandatario tiene un nuevo intercambio virtual con la ciudadanía, que es transmitido en vivo por Fox News, que fue denominado «Estados Unidos junto: volver al trabajo.

«Yo creo que salvamos millones de vidas, pero es hora de reabrir», declaró el gobernante. Con Fox News, el presidente también dijo que confía en lograr una vacuna contra el coronavirus antes de cerrar el año.