Ricardo Alemán

contrapesociudadano.com

A López Obrador nunca le van a probar que se robó un centavo.

¿Por qué?

Porque es un ladrón “de cuello blanco”; inteligente y cínico.

Tan inteligente que, hasta hoy, no ha aparecido un solo video en donde pida dinero, de manera personal.

Más aún, es probable que no exista un solo video de Obrador pidiendo dinero. Y la razón es que López se cuida de no tocar el dinero.

¿AMLO no pide dinero?

En efecto, López Obrador no pide dinero; para eso siempre tiene a uno, dos , tres, cuatro… muchos “mandaderos” que se ensucian las manos por él.

Incluso, por años, esos “mandaderos” han sido motejados por la voz popular –por el pueblo sabio–, como “recaudadores”.

Nos referimos a las mujeres y los hombres que dan la cara para decirle a los representantes del poder –poder económico, poder político, poder religioso y hasta del poder criminal–, que aporten su diezmo a “la causa de AMLO”.

Sí, ese es el secreto de Obrador; que muchos se enlodan las manos, la conciencia y hasta la vida toda, por cumplir con el trabajo sucio de AMLO.

¿Lo dudan?

Por qué creen que en los abundantes videos de las raterías de López aparecen René Bejarano, Eva Cadena, Pio López, Julio Scherer, Delfina Gómez, Carlos Imaz, Rocío Nahle, Costa Bonino… y una larga lista de políticos que metieron las manos al estiércol –y tragan estiércol a puños–, para dar de comer a López Obrador y, sobre todo, para financiar su partido y su llegada al poder.

Esos personajes tienen hoy en sus manos la responsabilidad de salvar a México de la tragedia; de revelar todo el cochinero que saben del “ladrón que llegó a presidente” y que quiere ser dictador.

Pero no existe el engaño ya la ratería perfectos.

Sí, por más inteligente que sea López Obrador, abundan los datos y evidencias de las raterías de AMLO; algunas en imágenes y audios; otras en notas de diarios, en libros, en columnas periodísticas y, sobre todo, en la confesión de algunos políticos que ya no pueden cargar con las culpas.

Y si dudan, por años documentamos parte de las raterías de AMLO:

1.- En el Itinerario del 29 de octubre de 2008, titulado: “¿Y los 9 mil millones, Andrés?”, revelamos que, en la sesión del 11 de febrero de 2004, de la Comisión Permanente, protagonizaron un ríspido debate el senador del PAN, Juan José Rodríguez Prats y el diputado del PRD, Manuel Camacho.

En dicha sesión, Rodríguez Prats le exigió a Manuel Camacho –desde la tribuna–, que sólo dijera “¡sí o no!”, que, como regente, le había entregado 9 mil millones de viejos pesos a Andrés Manuel López Obrador, para que desalojara el Zócalo, en 1992.

El golpazo fue contundente y Manuel Camacho Solís debió reconocer que sí, que entregó esa cantidad de dinero a AMLO, quien había tomado el Zócalo con campesinos tabasqueños que exigían indemnización por la supuesta contaminación de sus tierras, por derrames de Pemex.

2.- En 2011 se publicó el libro “Mesías Mexicano”, del investigador de la política mexicana, George Grayson, quien entrevistó a Camacho sobre la entrega de dinero público a Obrador (Pág. 91 y 92). De nueva cuenta queda claro que todas las movilizaciones de AMLO eran un chantaje para extorsionar al poder en turno.

3.- Y si aún lo dudan, en noviembre de 2019, el diario Reforma publicó una entrevista con Álvaro López Ríos, dirigente de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas, UNTA, quien confirmó que en 1991 fue testigo de que Manuel Camacho Solís –con la anuencia de Carlos Salinas–, entregó a López Obrador 150 mil millones de viejos pesos, a cambio de levantar el plantón de protesta por el supuesto fraude electoral de ese año en Tabasco.

4.- Antes de los “video-escándalos” de Bejarano, entre los trabajadores del Gobierno del Distrito Federal había una seria indignación por los forzosos cobros de por lo menos 10 por ciento del salario.

 

El 7 de mayo de 2017, el diario digital Letra Roja publicó, el siguiente testimonio de un trabajador del GDF: “Yo trabajaba ahí desde antes que entrara López Obrador. Nunca nos había ido tan mal.

“La verdad es que desde que anunció un “gobierno de austeridad” sabíamos que algo no estaba bien. Andrés se metió con el salario de los trabajadores, sin preguntar metió “gente de confianza” y los acomodó en direcciones y subdirecciones. A todos les cobraban diezmo.

“Le decían diezmo, pero no era opcional, todos daban dependiendo de cuánto cobraban por lo menos un 10 por ciento de su salario. A veces hacían rifas, y cada quien compraba su boleto, para todo era un precio diferente, entre más ganaban más costaba el boleto, pero nunca rifaban nada”

“Todo ese dinero en efectivo se juntaba y se le llevaba al primo de Nico, un señor llamado Rafael Marín Mollinedo, que era director general de Servicios Urbanos. Nadie sabe qué le hacían al dinero”

“Para el personal en general, AMLO canceló las horas extras y las guardias, lo que redujo hasta en un 50% el sueldo. Si de por sí era bajo, pues les quedó más. Y aunque reclamaras, nadie hacía nada. Pero pues obviamente ellos no vivían con austeridad”.

5.- En el Itinerario Político del 28 de mayo de 2017, retomamos el tema de la extorsión a miles de trabajadores del GDF, además de documentar los videos en los que Roció Nahle y Eva Cadena recolectan dinero para López Obrador

Así concluyó aquel Itinerario Político: “En cinco años, AMLO robó a manos llenas en el Gobierno del DF y todos callaron. ¿Qué hace falta para que la autoridad electoral entienda que López Obrador es el principal “huachicolero” de dinero público?”.

6.- Y es que, durante años, el desfalco de los Segundos Pisos del Periférico fue un secreto a voces. En ese robo de dinero público participó, sobre todo, Claudia Sheinbaum, hoy jefa de gobierno de la Ciudad de México.

El 14 de septiembre de 2017, el entonces diputado del PRD, Raúl Antonio Flores, ofreció entrevistas a diversos medios, en las que señaló a Sheinbaum como “Recaudadora de altos vuelos”.

 

Así lo dijo, a la pregunta de si Sheinbaum es recaudadora de Obrador: “Ella tiene años ocupándose de recaudar y administrar los dineros para AMLO, por ello es pieza clave en el equipo de trabajo del líder nacional de Morena.

“El hecho de haber encabezado la construcción de los segundos pisos cuando fue secretaria de Medio Ambiente del Distrito Federal, le valió tener una cercanía con grandes desarrolladores inmobiliarios, como el Grupo Danhos, cuyo director general es José Daniel Kabbaz, así como Carlos Slim, dueño del Grupo Telmex, y otros empresarios”.

También le preguntaron al diputado Raúl Antonio Flores, ¿cómo opera Sheinbaum en la búsqueda de financiamiento para AMLO?

Así contestó: “En reuniones de empresarios vende posibilidades y promesas de que no habrá consecuencias en la concertación de contratos y movimientos de obras públicas.

“Por ejemplo, en la megaobra de los segundos pisos, ella se encargó de la diplomacia económica para obtener los recursos financieros que necesitó AMLO para sostener su campaña por la Presidencia. Y a la fecha no hay total transparencia en los movimientos y saldos de esta obra vial”.

7.- Pero el ex esposo de Claudia Sheinbaum, el ex líder estudiantil, Carlos Imaz, también era recaudador de AMLO. Todos recuerdan los videos donde llena bolsas de supermercado, con dinero que le entrega Carlos Ahumada, en marzo de 2004.

8.- Pero la verdadera estrella de los “videoescándalos” fue, sin duda, René Bejarano, quien en ese 2004 era el brazo derecho del jefe de gobierno del DF, López Obrador, y a cuyo nombre extorsionaba a empresarios y políticos. Luego de aparecer en un famoso video llenando bolsas de dinero que le entregaba Carlos Ahumada, Bejarano fue detenido por no más de seis meses, para luego ser exonerado por su amigo, el hoy presidente.

9.- Otro que también apareció involucrado en esos escándalos de marzo de 2004, fue Gustavo Ponce, entonces tesorero del gobierno capitalino, quien apareció en otro video cuando jugaba en Las Vegas.

10.- La práctica de recolectar dinero se transformó en un rentable negocio para López Obrador, quien ya como jefe del PRD, también incursionó en la venta de candidaturas a puestos de elección popular.

El caso más escandaloso de esa práctica ocurrió en Iguala, Guerrero, en donde AMLO vendió la candidatura a alcalde, a José Luis Abarca, el jefe del grupo criminal Guerreros Unidos; banda que a la postre ordenaría el secuestro, muerte y desaparición de “Los 43 de Ayotzinapa”.

En el Itinerario Polìtico del 28 de octubre de 2014, titulado “Pruebas de que AMLO miente”, documentamos la imposición de Abarca, en una asamblea que se llevó a cabo en Iguala, y en donde los asistentes denunciaron, de manera pública, que Obrador había entregado la candidatura a Abarca, a cambio de dinero para su naciente partido Morena.

11.- Los vínculos de AMLO y de Morena con el crimen organizado se confirmaron años después cuando, el 17 de octubre de 2019, el presidente López Obrador ordenó dejar en libertad al hijo de “El Chapo”, Ovidio Guzmán.

Lo cierto es que, durante los primeros 20 meses del gobierno de Obrador, se facilitó la fuga de todos los sicarios de la banda de “El Chapo”, además de que, militares y marinos cuidaron la boda de la hija del capo más buscado, y el atrevimiento de AMLO de saludar a la madre de Joaquín Guzmán Loera, con elocuente familiaridad; encuentro ocurrido en Badiraguato, Sinaloa.

En el bajo mundo criminales de Culiacán, es secreto a voces que “El Chapo” habría financiado más de una de las candidaturas presidenciales de López Obrador. Incluso se comenta que existe un video en donde aparecen el hijo de “El Chapo”, Ovidio Guzmán y el hijo mayor de AMLO, José Ramón López Beltrán, cuando presuntamente pactan tal apoyo.

12.- Durante la campaña presidencial de 2012, se hizo público un audio –obtenido por espionaje telefónico–, en donde el verdadero jefe de campaña de Obrador, Luis Costa Bonino, se reúne con empresarios mexicanos a los que exige la entrega de seis millones de dólares, para asegurar un esquema ganador.

También de esa fecha data otro audio en el que se escucha a “los tocayos” Julio Scherer Ibarra y Julio Villarreal Guajardo, presidente del grupo empresarial Villacero.

En el diálogo, Scherer Ibarra –hijo del fundador del semanario Proceso y hoy brazo derecho de AMLO–, extorsiona al empresario, al que le pide más de cinco millones de pesos.

14.- Otro caso de escándalo se produjo cuando se descubrió la alianza entre el gobernador priísta de Veracruz, Javier Duarte y López Obrador; una alianza en donde el priísta hizo todo lo posible por facilitar la victoria de Morena y la derrota de su propio partido.

En el Itinerario Político del 2 de febrero de 2016, revelamos esa alianza que, a la postre, tiene a Javier Duarte y a su familia prácticamente fuera de prisión, a pesar de que fue acusado de lavado de dinero y peculado.

15.- Sobre el mismo tema, en 2107 se hizo público un nuevo audio, en donde Javier Duarte, gobernador de Veracruz, revela que desde 2016 entrega igualas mensuales de 2.5 millones de pesos a la campaña de López Obrador.

El audio apareció luego de las fuertes escaramuzas entre el ex priìsta y luego panista Miguel Ángel Yunes y el candidato presidencial, López Obrador.

16.- A su vez, en su informativo de Milenio Televisión, en la primera mitad de 2017, la periodista Azucena Uresti reveló que, como parte de las negociaciones entre Duarte y AMLO, el gobierno de Veracruz nombró a Jessica Moreno, esposa de Arturo López Obrador y cuñada de Andrés Manuel, como Oficial Mayor de la secretaría de Educación.

Desde esa posición, la cuñada de AMLO desvió más de 80 millones de pesos a la campaña del hoy presidente. La denuncia la hizo la Contraloría de Veracruz, a cargo de Guillermo Moreno, quien dijo que para el saqueo de dinero público se usaron 20 empresas fantasma.

17.- El de Veracruz y Javier Duarte es un caso idéntico al de Chiapas, en donde el gobernador, Manuel Velasco, fue exhibido en un video difundido por el periodista Carlos Loret.

En las imágenes aparecen –en dos momentos–, Pío López Obrador, el hermano del hoy presidente López Obrador, cuando recibe bolsas de dinero para la campaña del tabasqueño. El dinero es entregado por David León Romero, en 2018 asesor del gobierno de Chiapas.

18.- En 2015, en el Aeropuerto Internacional de Tapachula, la Policìa Federal detuvo a tres mujeres que, presuntamente, eran asesoras del Partido Morena. Las mujeres viajaban con maletas en las que escondían millones de pesos.

Al ser detenidas, las mujeres dijeron ser empleadas de Ricardo Monreal, entonces delegado de la demarcación Cuauhtémoc, en la Ciudad de México. Poco tiempo después apareció un audio en donde Monreal le pide a su amigo Manuel Velasco –gobernador de Chiapas–, que lo ayude para liberar a las mujeres y el dinero, que era enviado para la campaña presidencial de AMLO.

Meses después el escándalo fue mayor cuando Monreal nombró a una de las tres mujeres, de nombre Bennelly Jocabeth Hernández, como responsable de la dirección de Desarrollo Social, de la alcaldía Cuauhtémoc.

19.- Pero no era la primera ocasión que Monreal era sorprendido operando moches. El actual líder de la bancada de Morena en el Senado también fue pillado, en 2016, con otro envío de dinero.

Resulta que Pedro Pablo de Antuñano, uno de los más cercanos colaboradores de Monreal, fue detenido cuando viajaba en su vehículo, con 600 mil pesos en una caja de cartón. Nunca pudo explicar la procedencia del dinero y, por ello, fue inhabilitado por tres años.

20.- Es público el video en donde la profesora Delfina Gómez reconoce que descontó a los empleados del municipio de Texcoco, un diezmo que era destinado a la formación del partido Morena.

Pero no es todo, en 2017 fueron detenidos por autoridades federales dos sujetos sospechosos, de nombres Abelardo Alvarado y Rey Adolfo Terán, quienes viajaban con una una maleta que contenía, en total, 11 millones de pesos. Los hombres eran colaboradores cercanos a la candidata de Morena al gobierno mexiquense. Luego se supo que el dinero había sido recaudado para la campaña presidencial de AMLO.

21.- Junto con Delfina Gómez, también aparecen como recaudadoras de AMLO las señoras Eva Cadena y Rocío Nahle.

El video de Eva Cadena también es parte de las pruebas irrefutables de las raterías de AMLO. Resulta que la ex candidata de Morena a la presidencia municipal de Las Choapas, en Veracruz, aparece en un video donde recibe millones de pesos para la campaña de López Obrador.

22.- En el Itinerario Político del 23 de noviembre de 2008, titulado “La IAVE de AMLO”, denunciamos un escándalo que involucró a López Obrador y al gobierno federal. Resulta que el hoy presidente, usaba una “Tarjeta IAVE”, para no pagar el peaje de las carreteras.

¿Pero qué creen?

Que, en uno de sus frecuentes viajes por el país, la entonces Policía Federal de Caminos le decomisó la tarjeta, ya que no estaba a su nombre.

Sí, Obrador amenazó con hacer un escándalo, ya que dicha tarjeta era de la diputada Sonia Ibarra, en aquel entonces, legisladora del PRD y esposa del ex dirigente, Guadalupe Acosta Naranjo.

23.- En otro Itinerario Político, del 4 de octubre de 2007, titulado “Combate AMLO a los Chuchos”, revelamos que en esa fecha se vivía una feroz pelea entre López Obrador y los dirigentes del PRD.

El pleito fue producto del enojo de diputados federales y senadores del partido amarillo, ya que se les había obligado a entregar el 20 por ciento de “la dieta” -el salario–, a la causa de AMLO. Los senadores y diputados rechazaron el pago del “diezmo” y, por eso, muchos resintieron el desprecio del “amado líder”.

24.- Un Itinerario Político más; ahora del 3 de junio de 2008, en el que denunciamos que todos los centros de poder del PRD son obligados al “moche” a favor de AMLO.

Si, las Cámaras de diputados y senadores, la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, los gobiernos municipales, los Congresos Locales y los gobiernos estatales del PRD, debían pagar tributo al “amado líder”, López Obrador.

25.- Y la joya de la estafa de AMLO, ya presidente: la rifa del avión presidencial sin avión. Sí, el mayor insulto; la extorsión de Estado.

Hasta aquí, sólo 25 casos probados de corrupción, de cientos que existen.

¿Imaginan lo que saben los líderes del PRD, que junto con AMLO extorsionaron a todos los centros del poder?

Si se atrevieran a hablar, le harían el mejor servicio al país en la historia. ¿O no?

Se los dije, López Obrador es una rata.