El líder opositor ruso, Alexéi Navalni, murió en prisión días antes de su canje por el checheno Vadim Krásikov, condenado en Alemania por el asesinato de un ciudadano georgiano, según informó hoy el equipo del fallecido político.

Navalni debería haber sido puesto en libertad en pocos días, ya que nosotros logramos una decisión sobre su canje”, aseguró María Pevchij, estrecha colaboradora de Navalni, en un vídeo en YouTube.

Explicó que, a principios de febrero, el presidente ruso, Vladímir Putin, recibió la propuesta de canjear a su enemigo número uno y a otros dos ciudadanos estadounidenses por Krásikov, que asesinó en agosto de 2019 en Berlín al georgiano Zelimjan Jangoshvili.

“Yo recibí la confirmación de que las negociaciones estaban en marcha y se encontraban en su fase final en la tarde del 15 de febrero”, es decir, un día antes del “asesinato” del opositor, subrayó.

La opositora precisó que los correligionarios de Navalni dedicaron dos años a preparar el intercambio y acusó a los funcionarios estadounidenses y alemanes de mostrar escasa voluntad política.