Marta Obeso

“El combate contra la corrupción es una balada romántica”, aseguró el periodista Rafael Loret de Mola al participar en la mesa de análisis Perspectivas en Esfera Noticias, un ejercicio de periodismo virtual que desde el inicio de la Jornada Nacional de Sana Distancia realizan los periodistas Marta Obeso, Arturo Suárez, Rafael Lulet y Lorenzo Martínez, que se transmite por Facebook Live.

Loret de Mola aseguró que la lucha contra la corrupción que encabeza Andrés Manuel López Obrador “… no sirve para nada. No entiendo cómo pueden considerarse insoluto un régimen que tiene en sus filas a un miserable asesino, ladrón que ha ensuciado, no solamente su propia historia, si no su presente”, expresó.

Agregó que “parece increíble, pero López Obrador le quitó la batuta a Carlos Salinas y empezó a tocar la orquesta de los mafiosos. Esto es deplorable, pero es cierto, salvo Salinas, el jefe de la mafia del poder en la época de López Obrador opositor, a todos los demás que el citaba como los de la mafia del poder los ha acercado a su regazo. Todos están ahí, todos están siendo beneficiados, por ejemplo, ahorita tenemos un caso interesante: el asesino Manuel Bartlett contra de Ricardo Salinas Pliego… Vamos a ver como acaba este asunto porque a mí me está dando mucha risa.”

El entrevistado recordó que en una ocasión “… tuve la oportunidad de sentarme a la mesa con López Obrador innumerables veces. Cuando era jefe de Gobierno y antes también. Después con las campañas, empezó a enloquecer. En el 2006 ganó y no supo cómo defender su victoria, lo rebasaron las propias estadísticas, lo rebasaron los laboratorios montados en su contra”.

“En el 2012 partió de muy abajo y logró llegar casi a emparejar a Peña Nieto, hubiera sido, no sé si mejor o peor que hubiera ganado López Obrador, pero la realidad es que Peña Nieto ofreció mucho dinero en los últimos días para tratar de igualar las cifras en las encuestas y finalmente ganó con un porcentaje mínimo y, en el 2018 se habla de 30 millones de votos y hay  encuestas que lo perjudicaron antes, que ahora dicen que volvió a recuperar oxígeno en los últimos días, esto es totalmente absurdo. Mitofsky, y lo digo con toda claridad, fue quien más daño le hizo en el 2006, porque lo emparejó con Felipe Calderón, cuando eso no estaba ocurriendo, cuando López Obrador iba muy arriba de Calderón. Pero Mitofsky se puso a las órdenes de Calderón y empezó a subirlo en las encuestas, hasta darlo por parejo, en la misma línea y así justificar el burdo fraude electoral del 2006”, aseveró el periodista.

“Ahora, parece que López Obrador está haciendo lo mismo para ganar puntitos, pues ha de estar repartiendo mucho dinero, porque en realidad, yo no encuentro a nadie en la calle que defienda a López Obrador. No encuentro a personas que defiendan a López Obrador con argumentos, no con insultos”.

Rafael Loret de Mola comentó “… cuando nos pusimos ya de plano en contra de Peña Nieto yo convoqué a un paro nacional que no fue muy afortunado, pero fue la primera vez que se hizo una manifestación de este tipo pidiendo la salida del inquilino de Los Pinos. Me cuestionaron mucho lo de los cacerolazos, me injuriaron; pero ahí estuve con un centenar de personas, protestando y era octubre del 2014, es decir, no había cumplido todavía 2 años en el ejercicio del poder y esto como consecuencia, no solo, de los desaparecidos de Ayotzinapa en septiembre de ese año, sino de la información que ya teníamos sobre la matanza de Tlatlaya, en San Pedro Limón en el Estado de México.

Adversario no. ¡Soy su enemigo!

“Yo también soy de los que insulta, porque llamo perros de caza a los que salen a defender a López Obrador y es que, eso son. Están mordisqueando a los periodistas que no estamos alineados. Por ejemplo, yo llevo meses, si no es que un año o más, soportando que me digan que soy un chayotero; por el hecho de haber defendido a mi hijo. Yo no soy un desnaturalizado ni soy descastado y, aunque yo no estoy defendiendo a mi hijo todos los días, porque en realidad no tengo necesidad de hacerlo ni él tiene necesidad de que yo lo defienda; siguen insistiendo en el mismo torpe argumento para descalificar cualquier cosa que yo diga”, afirmó.

Y es que para Rafael Loret de Mola los constantes ataques que recibe en ejercicio de su profesión revelan claramente la mano de un personaje que fue su amigo y ahora, simple y sencillamente no es su adversario, es su enemigo Andrés Manuel López Obrador asevera Loret de Mola.