David Hidalgo Ramírez 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la participación del paciente con los expertos de salud para avanzar en el conocimiento de actitudes y hábitos básicos que permitan la promoción y defensa de la salud, se le llama: Educación para la Salud y, a este proceso se le considera la vía más adecuada para alcanzar un verdadero desarrollo humano.

Precisamente eso han pretendido ser cada una de las colaboraciones que aportamos en este espacio cada semana; así como también a través de la Confederación Mundial de Medicina Integrativa. Tradicional, Complementaria y Educación para la Salud (COFEMITES), desde donde hace varios años hemos promovido la creación de acciones que se han convertido en ejes fundamentales para la promoción de ese conocimiento que nos permitirá tener el control de la salud en nuestras manos.

Para lograrlo debemos de tener en cuenta que, en este proceso de educación para la salud, el auto cuidado es indispensable, es por ello que insistimos en la importancia de incluir en el sistema de salud pública los conocimientos de la medicina integrativa, tradicional y complementaria.

Propongámonos conocer los beneficios que podemos obtener de la acupuntura, homeopatía, la quiropráctica, los masajes, la hipnosis, la meditación, del yoga, tai chi y un sinfín de prácticas ancestrales que a través de los años han demostrado su pertinencia en el mejoramiento de la salud y que hoy son reconocidas como disciplinas terapéuticas con las que se complementa la atención médica.

Existen muchas formas de alternativas médicas y muchas de ellas han recobrado vigencia para atender la emergencia sanitaria que enfrenta la humanidad con motivo de la pandemia por COVID-19, con el único objetivo de complementar los tratamientos médicos que ya forman parte de un protocolo de atención básica.

Cualquier combinación de actividades de información que nos permita estar sanos, es educación para la salud, es por ello que a partir del próximo 7 de septiembre nos sumaremos a las actividades del 25 Aniversario del Centro Universitario de Alternativas Médicas (CUAM), anunciando una ambiciosa agenda de actividades, entre las que se contempla la implementación de 25 acciones determinantes que harán de la educación, una herramienta clave en la promoción de la salud de los mexicanos.

Un cuarto de siglo investigando y recabando la evidencia y conocimiento que nos permite tener el conocimiento de cuáles son los mejores hábitos para estar sanos y que, a lo largo de los próximos 12 meses habremos de compartir en 25 actividades de gran impacto social.

Con el apoyo de IMPAR y otros importantes medios de comunicación, lograremos generar una cultura de prevención y auto-cuidado de la salud, desde una perspectiva de respeto por la naturaleza y nuestro entorno; para lo que será necesario la creación de canales de comunicación que nos permitan mantener una interacción permanente y directa que nos permita asumir nuevos hábitos, con los que habremos de consolidar una vida saludable.

No hay otra manera para que la población pueda adquirir los conocimientos y habilidades que le permitirán tener el control de la salud en sus manos. Es por ello que no hemos claudicado en nuestro interés de abrir espacios de aprendizaje a través de los cuales propiciemos el cambio de conductas para adoptar estilos de vida más saludables.

Con tu participación y apoyo lograremos crear estas nuevas oportunidades de aprendizaje que contribuirán a adoptar ese comportamiento cuyo único objetivo es mejorar nuestra salud.

www.cuam.org