Nidia Sánchez

Los tiempos contemporáneos han invitado cada vez más a la humanidad a llevar una vida más virtual que real, en especial en lo que va de este año, muy a propósito del confinamiento, y todo lo que ha traído.

Y es así como Luy, el caricaturista político Oscar Manuel Rodríguez Ochoa, se dedica –entre otras muchas actividades- a impartir cursos haciendo uso de las herramientas que proporciona la tecnología y el internet. Otrora tiempos en los que disfrutó de muchos alumnos y generaciones en forma presencial.

Es curioso –y solo para conocimiento- como Luy comenzó a mediados de los años 80´en que había que entregar personalmente en las direcciones de los periódicos impresos, sus caricaturas como obras palpables, luego, desde casa se instaló en el trabajo.

La caricatura ha sido su musa durante 40 años de trayectoria, adaptándose en su momento hace un poco más de dos décadas al uso de fax, lo que facilitó de alguna manera que se entregara más en cuerpo y alma a la inspiración, debido a que ya no era necesario llevar sus trazos a través del recorrido por diversas redacciones en esta vertiginosa ciudad, por aquellos años, llamado Distrito Federal.

Los avances tecnológicos empujaron a cambios en el periodismo, un tiempo de transición entre la circulación de periódicos impresos y al mismo tiempo, la creación de sitios web o páginas de periódicos en línea que permitían las dos facetas, leer un impreso mientras se disfruta de un café o un desayuno en casa, tal vez en un sitio público, o leer las noticias desde una computadora de oficina, una Tablet o teléfonos celulares desde cualquier lugar donde el internet nos tienda sus redes.

Las décadas nos han transformado de tal forma que es casi imposible estar incomunicado, a menos, claro, que las personas deliberadamente decidan, no tener un teléfono celular como herramienta tecnológica, aunque los hay, y solo podemos localizarlos a través de una llamada al teléfono de su casa u oficina, claro que son personas que han decidido que así tienen una vida tranquila o menos estresante, o simplemente, no quieren ser invadidos en su vida cotidiana.

Volviendo a esta realidad 2020, hemos logrado adaptarnos en casa a nuevas actividades, alimentándonos más a través de la vía virtual del internet, interactuando, tomando clases, o colocando especial atención en lo que nos interesa, y es aquí donde Luy, ha entrado en acción en una nueva faceta con los cursos de “Dibujar es reír” que desde hace meses ha venido impulsando.

Ha propuesto hasta ahora, tres niveles en este primer curso, que va desde el básico, el avanzado y el profesional, con ejercicios que los llevan al autodescubrimiento en el camino de las artes que son también sanadoras.

Para quien escucha por primera vez el nombre del caricaturista “Luy”, hay que decir que sus trabajos pueden ser vistos a través de las redes sociales y en muchos medios digitales (periódicos y revistas) e impresos en los que trabaja.

Pueden contactarlo a través de mensajes en el 55 2716 0297, donde estará encantado de responder a todas sus dudas, deseando que se integren a la lista de creadores que descubren su potencial.