Bernardo López 

Las personas de la tercera edad han sido timadas una vez más con espejitos que le brinda la 4T del Ganso, pues, aunque no hay vacunas anticovid suficientes para inmunizarlos, les venden la ilusión con un registro en un portal para mantenerlos esperanzados a que pronto les va a tocar.

Durante los primeros días el portal alcanzó la cifra de hasta 75 mil solicitudes por segundo, lo que muestra la desesperación de las personas por obtener una solución a una situación sobreestimada, pues las personas con que mantengan sus manos limpias pueden evitar contagios de cualquier tipo de microorganismos.

Para qué registrarse en una plataforma si no va a servir para hacer una fila de turnos para acceder a la vacuna, no existe sustento pues no hay biológicos suficientes en el país y los que llegan son limitados.

El Ganso apresura el proceso de vacunación -sin vacuna- para mantener cautivo al grupo social que ha sido su base política histórica, pues no va a poder brindar protección a los millones de viejitos antes de las elecciones de este año: es mejor mantener el espejismo lo más que se pueda hasta que concluyan las votaciones del 6 de junio.

Al gobierno no le importó que una gran cantidad de médicos, enfermeras, afanadores, personal de limpieza y policías, fuera dejado de lado en la fila, para utilizar la vacuna como instrumento político, pues los ‘Servidores de la Nación’, estos promotores del gobierno, sí han recibido la protección a pesar que no tienen una participación operativa en las ‘Brigadas Correcaminos’, ya que solamente se dedican a hacer registros.

Es tal la desesperación del Ganso por mantener su popularidad, que hasta se acercó con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, para obtener la vacuna Sputnik V ¿También les pedirá a los cubanos que le envíen lotes de su vacuna Soberana 02?, que está por comenzar las pruebas de la fase 3.

Otra duda que salta a la vista es ¿Por qué Cuba tiene mayor capacidad para crear su propia vacuna? -además de otros proyectos similares que avanzan en diferentes fases- mientras que México, con mayores recursos económicos y humanos, tiene que depender de farmacéuticas extranjeras: que contradicción del movimiento de la 4T, que se cree estar a la altura de los grandes hitos políticos del país, pero no puede organizar a un grupo de científicos mexicanos para desarrollar su propia versión del biológico. Hasta Venezuela anuncia que ha desarrollado un fármaco para impedir los contagios de COVID-19.