• PSI-México advierte que en nuestro país hay más de 50 mil denuncias por ciberdelitos ante Conducef. Alertó sobre falsas ofertas de empleo; préstamos de dinero inmediato; solicitud de tarjetas de crédito. “Impulsa en el Congreso de la Unión una legislación para evitar, atender y sancionar este tipo de delitos cibernéticos”, expuso

Guillermo Pimentel Balderas 

Ezequiel Aguiñiga presidente del Consejo de Administración de la organización Proyectos y Suministros Interdisciplinarios (PSI-México), advirtió que en los últimos meses se han recibido más de 50 mil quejas por el robo de identidad ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Conducef).

Alertó que han detectado campañas de falsas empresas que según prestan dinero a los usuarios, pero que al registrarse en sus aplicaciones el mismo usuario le otorga acceso (sin saberlo) a su información personal; misma que usan para extorsionar al ciudadano.

 “Los ciberdelincuentes usurpan la identidad de las personas y obtienen artículos o servicios a nombre de los ciudadanos que son víctimas de estas conductas ilegales. Por este motivo, PSI-México impulsa al interior del Congreso de la Unión una legislación para evitar, atender y sancionar este tipo de delitos cibernéticos”, expuso.

En entrevista, el ejecutivo añadió que no sólo las personas son sujetas al robo de la identidad, sino que las empresas también los son, generando pérdidas multimillonarias en contra de ellas, “por este motivo es importante considerar un servicio de seguridad digital”.

El también experto en ciber-seguridad afirmó que el robo de identidad es un problema que compete a las personas y a las empresas, ya que hay mucho en juego si llegan a ser víctimas de este delito. “Su reputación, el interés de los inversionistas, la confianza de los aliados, incluso, problemas legales y financieros que pongan en riesgo la operación de la compañía son sólo algunas de las consecuencias”, manifestó.

Además, consideró como una molestia que, aparte de ser defraudado, el usuario debe invertir tiempo en presentar una denuncia formal penal ante las autoridades ministeriales para deslindar responsabilidades ante el mal uso, que los ciber-delincuentes, le den a su identidad.

Ante esta premisa, indicó que es imprescindible que los ciudadanos se protejan y consideren usar algún programa de seguridad para sus computadoras de trabajo y teléfonos celulares. Advirtió que hay una alerta sobre falsas ofertas de empleo; préstamos de dinero inmediato; solicitud de tarjetas de crédito; y un largo etcétera, que la verdadera intención es apoderarse de manera ilegal de los datos de los postulantes.

Agregó que el robo de identidad no sólo es una constante en México, sino en todo el mundo pues según estimaciones del reporte Identity Fraud Study de Javelin Strategy & Research, nada más en los Estados Unidos se han perdido más de 56,000 millones de dólares el año pasado por el delito de robo de identidad.

Insistió en que la mejor forma de prevenir daños es que cualquier persona o empresa establezca mecanismos robustos de validación de identidad y que se apoyen en la mejor tecnología disponible actualmente, como alguna paquetería.

Pero el verdadero conflicto con este delito es que se trata de información sensible que es utilizada para cometer ilícitos como solicitudes financieras o, incluso, fraudes, aprestó.

 Correo: guillermo.pumageneracion1979@gmail.com