David Hidalgo 

Orgullosamente mexicano, el Dr. Isaac Goiz Durán, quien falleció el pasado 27 de marzo, fue el descubridor y autor de la terapia El Par Biomagnético (PB) en 1988. Nacido en Puebla en 1941, desde muy joven tuvo que trabajar y fue hasta 1964 que pudo ingresar a la Escuela de Fisioterapia Adele Ann Yglesias, del American British Cowdray Hospital (Hospital ABC) incorporada a la UNAM, en la Ciudad de México, donde cursó la carrera técnica en Fisioterapia. En ese mismo año se incorpora al Instituto Nacional de Neumología en el Departamento de Medicina Física y Rehabilitación, en el que trabajó durante 20 años.

Obtuvo el título de Médico Cirujano y Partero en 1984 por la Escuela de Medicina de la Universidad Autónoma de Puebla. Ejerció como médico y fisioterapeuta mientras comenzó a tomar diversos cursos y diplomados en medicina alternativa, entre los que destaca la Terapia Energética del Dr. Richard Broeringmeyer.

Sus conocimientos médicos en fisioterapia, aunados a las enseñanzas del Dr. Richard Broeringmeyer, la Física Médica del Otto Glasser y de otras disciplinas, lo llevaron a descubrir El Par Biomagnético (Par Timo-Rectyo) mientras trataba a un paciente con VIH, mediante la aplicación de dos imanes de polaridad contraria, externos, en zonas específicas del cuerpo durante 15 minutos, con el que logró una mejoría clínica 8 días después de haber iniciado el tratamiento.

A partir de ese momento y durante más de 30 años, el Dr. Goiz fue construyendo un largo camino de descubrimientos y éxitos. Descubrió 350 Pares Biomagnéticos que permiten identificar y tratar diversas enfermedades infecto-contagiosas, metabólicas, disfuncionales, autoinmunes, crónico-degenerativas, psicoemocionales, tumorales, entre otras condiciones más. En 1993 reveló que los fenómenos que se generan por campos magnéticos en un organismo vivo pueden ser reproducidos por la acción de la fuerza mental, a lo que llamó Bioenergética. En 1995 curó a distancia al primer paciente (desde México a Italia) usando la fuerza mental del paciente, el terapeuta y la acción conjunta de los campos magnéticos.

A lo largo de su exitosa carrera, el Dr. Goiz se hizo acreedor a diversos reconocimientos, entre los que destacan:

  • Premio Nacional Martín de la Cruz, Academia de Medicina Tradicional y Folklórica.
  • Nombrado Tlamatini por la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística.
  • Profesor Honorífico Investigador de la Universidad Alcalá de Henares.
  • Profesor del Área de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Loja, Ecuador.
  • Presidente del Consejo Consultivo de la Asociación del Adulto Mayor, por la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística.
  • Doctorado Honoris Causa, Instituto Americano Cultural S.C.

El Centro de Alternativas Médicas, tuvo el honor de entregarle al Dr. Goiz el “Doctorado Honoris Causa” por parte de la Universidad Iberoamericana de Ciencias y Desarrollo Humano.

Debido al gran escepticismo por parte de la comunidad científica y médica, y a la aparición de material apócrifo y cursos sobre su terapia PB, decidió compartir sus conocimientos con aquellas personas realmente interesadas en conocerla. En 2014 crea la Escuela Superior de Biomagnetismo Isaac Goiz Durán, en la Ciudad de México, como una institución que trabaja por el progreso de esta técnica, defiende su hallazgo y lo fundamenta científicamente, consolidando así la visión de su rector al contribuir al bienestar y la salud del ser humano, y que hoy ya forma parte de su legado.

Es este mismo espacio hace unos meses, explicábamos que el biomagnetismo trata del estudio de los campos magnéticos generados por los propios seres vivos. El estudio de estos campos es útil para obtener información que ayude a entender los sistemas biofísicos, para realizar diagnósticos clínicos y para crear nuevas terapias.