Rafael Lulet

Las elecciones en el estado de Guerrero, se han visto manchadas por la designación de la candidatura a gobernador de Morena de Félix Salgado Macedonio, a razón de haber sido acusado de violación y acoso sexual, complicando la carrera electoral en esa entidad, ya de por sí, antes de su nombramiento, el escándalo en diversos medios se había hecho aparecer a razón de los problemas de feminicidios y violencia de género dentro de la administración Obradorista, donde es claro una cosa, el gobierno federal no ha sido empático con este problema.

Con o sin Félix Salgado, Morena gana esa entidad, sin embargo ya ha impactado ese escándalo a nivel nacional, sobre todo con el 64.5 millones de la población femenina en nuestro país representando el 51.2 por ciento de ese universo, siendo a finales del 2019 un 66.1% de mujeres mayores de 15 años violentadas de alguna u otra manera según datos de INEGI; la violencia de género es un problema el cual aqueja en diversos países de Latinoamérica, y en México ocurre lo mismo, siendo algo muy grave en el territorio mexicano, ya que durante décadas se ha visto cómo se incrementan dichas cifras y los actores políticos no hacen nada al respecto para aminorarlo, este gobierno no es la excepción, sino al contrario ha contribuido por mucho con esa cifra.

Hemos visto marchas, declaraciones y críticas de diversos especialistas, activistas así como de ciudadanos reclamando la intervención del Estado para protegerlas sin embargo han sido muy tibias las reacciones gubernamentales ante un difícil tema que no quiere afrontar; con la designación de Morena, de Salgado Macedonio con denuncias de violación y acoso sexual se suma a la difícil cuesta por sacar adelante el fondo del dilema, hundiendo cada vez más al Estado Mexicano en la percepción de las mujeres por la falta de apoyo para protegerlas, esto podría afectar a la imagen no solo del candidato del gobierno de Guerrero sino al del partido oficial, tanto en las presentes elecciones como en las futuras.

Otro posible candidato incómodo de Morena, lo encontramos en la alcaldía de Tláhuac, en la Ciudad de México, Rigoberto Salgado Vázquez, quien ya fue en una ocasión alcalde de dicha demarcación en el periodo del 2015-2018; ahora quiere contender nuevamente por ese territorio, fue ligado a la banda delincuencial de “El ojos”, abatido en su domicilio en el periodo de Rigoberto, descubriéndose después haber tenido en la nómina del gobierno de esa jurisdicción a diversos integrantes de ese grupo delictivo como es el caso de Batuel Beltrán Vázquez, quien trabajó como jefe de unidad de aguas, y que fuera conocido como “El primo Beltrán” por haber sido considerado jefe de sicarios de Felipe de Jesús Pérez.

Los hermanos Beltrán Leyva del Cártel de Sonora, tenían un fuerte acercamiento con el grupo delincuencial a cargo de “El ojos”, según reportes adheridos al expediente SEIDF/UEIDCS/1717/2017, donde se desprende que Héctor Peralta Vázquez alías “El papis”, un secuestrador, ayudó a Felipe de Jesús Pérez Luna, a convertirse de ser un ladrón común a narcotraficante, transformándose en distribuidor de droga en las colonias de la alcaldía: La Draga, Villa Panamericana y Juan de Dios Peza, principalmente, y realizando la distribución a través de mototaxis, los cuales fueron sobornados para hacerlo, generando ganancias del 40% para “El papis”.

Otros nombres se dieron a la luz, tras el acribillamiento de “El ojos”, como el de Marcos Tinoco Gancedo “El Coronel”, pareja sentimental de Cynthia Mercedes Romero Verdugo, comadre de Joaquín “El Chapo” Guzmán, cuñada a su vez de Héctor “El Güero” Palma, según la averiguación PGR/UEDO/281/2002, vinculando a Felipe de Jesús Pérez con el “Coronel”, que no solo se dedicaban al tráfico de drogas como cocaína y marihuana, sino al secuestro, la extorsión así como al homicidio; actualmente Rigoberto Salgado Vázquez, quiere ser el alcalde de dicha demarcación, un personaje ligado a toda esta actividad delincuencial azote por muchos años de los habitantes de Tláhuac, Morena lo respaldaría en caso de ir por dicho cargo, y sería un candidato controvertido más de ese partido político.