• Comienza la recta final en la búsqueda de la Casa Blanca y la decisión sigue en el aire, aunque Biden lleva ventaja

Rafael Lulet

Faltan dos meses para el cierre de campaña y las votaciones en el país vecino, así como la contienda se encuentra muy cerrada, entre los candidatos presidenciales tanto republicanos como demócratas quienes por un lado son Joe Biden y el actual mandatario Donald Trump, ambos ya aceptados por sus partidos para ser los principales participantes para dicha batalla electoral en la cual tratarán de encontrarse dentro de las preferencias de los diversos grupos y sectores norteamericanos como los trabajadores, jóvenes, población en general entre otros, incluyendo a los latinos.

La semana pasada presentó el candidato republicano su spot publicitario destacando los logros de su mandato presidencial dónde en una fracción de segundo sale la visita del presidente de México López Obrador, en referencia al tema de la firma del Tratado de Libre Comercio mencionándolo como un éxito de Donald Trump, así también la creación de 7 millones de empleos, el combate contra el terrorismo con la muerte de 2 principales líderes uno de ellos Qasem Soleimani, obviamente resaltando el proyecto de la frontera con México incluyendo el muro construido entre otros resultados durante su periodo presidencial tocando por muy encima el tema del Covid-19 y las confrontaciones raciales, estos últimos el talón de Aquiles de su gobierno.

Por otro lado Joe Biden, desde junio pasado ya había generado sus spots electorales destacando en uno de ellos el mensaje de encontrarse en condiciones físicas a pesar de sus 76 años, demostrándolo con una carrera entre él y el ex presidente Obama, haciendo una comparación con Donald Trump bajando unas escaleras con algunos problemas en un acto presidencial, también dentro de su campaña se debe mencionar la iniciativa de atacar al adversario republicano criticando diferentes iniciativas además errores de su mandato dónde se hace mención a los disturbios civiles perpetrados en los últimos meses así como el mal combate a la pandemia, sin olvidar las fallas económicas y el desempleo, sobresaliendo también en otros videos a algunos ex presidentes demócratas e inclusive la misma Michel Obama quien presume de buena aceptación entre la población.

Sin embargo a pesar de poner arriba a Joe Biden en las encuestas de salida, algunos ponen como ganador a Donald Trump, y eso se debe a que las elecciones en Estados Unidos no se llevan a cabo a través del voto directo cómo se realizan en la mayoría de los países incluyendo México, sino por medio de un viejo sistema establecido en 1845, consistente en un colegio electoral como lo establece la constitución norteamericana, integrada por cierto número de delegados dependiendo de la población de cada estado de la Unión Americana, es por eso quien quiera ganar la silla presidencial de la Casa Blanca deberá hacerlo por 270 de los 538 votos a través de esta estructura antes mencionada.

Así que el siguiente “súper martes” 3 de noviembre, los norteamericanos deberán salir a emitir su sufragio en diferentes localidades como casas, iglesias, escuelas, entre otros como lo ha sido tradicionalmente desde 1845, en un día laborable, recordando como se ha explicado que cualquiera de los dos candidatos podría ganar con el voto popular pero perder ante el colegio electoral de cada estado a través de los 538 delegados, como sucedió en las pasadas elecciones con Hilary Clinton y Al Gore en el 2000.