• Comunidad de especialistas en Anatomía Patológica alzan la voz para expresar públicamente su profundo dolor, airada indignación y condenar sin fisuras el feminicidio de la Dra. Alejandra Zárate Osorno, pues asoma riesgo de ser ignorado por quienes tienen la responsabilidad de atenderlo

Guillermo Pimentel Balderas

Por medio de una petición vía charger.org, por parte de Raquel Valencia Cedillo (que, aclara: “la carta no es de mi autoría, sino de varios patólogos consternados por los hechos, amigos queridos de la Dra. Alejandra Zarate Osorno”), se exige a las autoridades que cumplan con el primero y más sagrado de sus deberes: preservar la paz y garantizar la integridad de la sociedad que los eligió para representarlos y gobernarlos con absoluto apego a la ley.

Esto, porque, manifiestan estar ya hastiados de los discursos vacíos y la taimada simulación de quienes deberían servirnos con entrega sincera y sin pretextos. Advierten que se corre el riesgo de ser ignorado el brutal homicidio (feminicidio de la Dra. Alejandra Zárate Osorno), por quienes tienen la responsabilidad de atenderlo, ya que en su inmensa mayoría permanecen impunes.

En el escrito (que lleva ya más de 30 mil firmas de apoyo), resaltan: “aunque sabemos de antemano que nuestro reclamo, que se suma a muchos otros provenientes de los más diversos sectores de la sociedad mexicana, corre el riesgo de ser ignorado por quienes tienen la responsabilidad de atenderlo, tomar las decisiones consecuentes y corregir el clima generalizado de violencia que se vive en el país, no queremos ceder en esta exigencia de paz y justicia a la que como ciudadanos tenemos pleno derecho”.

Los médicos especialistas en Anatomía Patológica, lamentan que en México ya se ha perdido la cuenta del número de compatriotas que diariamente son privados de su vida y su libertad en todos los puntos de la geografía nacional.

“Ante la cotidianidad y brutalidad de estos crímenes, que en su inmensa mayoría permanecen impunes, nuestra sensibilidad se embota y estamos perdiendo nuestra capacidad de indignarnos y reaccionar para ejercer nuestro derecho de exigir a las autoridades que cumplan con el primero y más sagrado de sus deberes: preservar la paz y garantizar la integridad de la sociedad que los eligió para representarlos y gobernarlos con absoluto apego a la ley”.

Pues bien, ante lo ocurrido, afirman en correspondencia que quién le arrebata la vida a un semejante, es como si matara a quienes esa persona brindó su amor, su cariño y su vocación de servicio.

“Así nos sentimos hoy quienes la conocimos: más cerca de la muerte, llenos de rabia y dolor. No permitamos que nos sigan privando de la verdad, la belleza y la bondad encarnadas en las vidas de personas como nuestra colega y amiga la Dra. Alejandra Zárate Osorno”.

En su momento, la organización Colegio y Asociación Mexicana de Patólogos, A. C., lanzó un escrito a la Comunidad Médica Nacional, a la Sociedad y a las Autoridades de México, en el cual lamenta y condena el fallecimiento de su colega, amiga y compañera.

Resaltan que, como gremio, la comunidad de médicos especialistas en Anatomía Patológica “deseamos expresar públicamente la indignación, dolor, rabia, e impotencia ante la gran pérdida que significa la muerte de la Dra. Alejandra Zarate Osorio, no solo para su familia amigos y colegas, compañeros de trabajo, sino también para la sociedad y los pacientes que requirieron de su atención profesional”.

La doctora Alejandra Zarate Osorno (tenía 63 años), fue encontrada sin vida dentro de una camioneta abandonada el pasado 12 de agosto en la Ciudad de México. Era jefa de patología en el Hospital Español en la CDMX.

Reclaman que este feminicidio: ¡No puede quedar impune! ¡Descanse en paz!

Correo: guillermo.pumageneracion1979@gmail.com

Área de archivos adjuntos