• Pide INAI a SCT entregar permisos para construir y operar terminales y qué empresas participarán; Jiménez Espriú dijo que le contestará

Guillermo Pimentel Balderas

Los proyectos del Tren Maya, al parecer, tienen más obstáculos para su aprobación. El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) a pesar del convenio que suscribió (martes, 18 de junio de 2019) con FONATUR “para impulsar el cuidado del patrimonio cultural durante la construcción del Tren Maya”, el antropólogo Diego Prieto, manifestó que es evidentemente que aparecerán objetos arqueológicos de distinta índole, pues son miles de años los que el ser humano ha poblado la península de Yucatán.

También, dijo que en los cinco estados que recorrerá el Tren Maya, el INAH cuenta con más de una cincuentena de zonas arqueológicas abiertas a la visita pública: Chichén Itzá, Calakmul, Coba, Tulum y Palenque, e indicó: “Esta es una obra virtuosa que debemos acompañar con un adecuado cuidado del patrimonio, apegado en todo momento a la ley”.

Hoy, a prácticamente 8 meses de ese evento, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) instruyó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) buscar y entregar copia de los permisos para construir y operar las terminales de transporte ferroviario de carga y de pasajeros del Tren Maya y obras asociadas, así como los accesos, cruzamientos e instalaciones contempladas en el proyecto.

Por cierto, al ser cuestionado por este reportero con relación a la información del INAI, el titular de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú; primero, dijo desconocer dicha información y, ante la insistencia, aseguró: “Yo le contesto al INAI”. Esto, al término de la ceremonia de cancelación de la estampilla postal conmemorativa al lanzamiento del Nanosatélite AztechSat-1.

La Comisionada María Patricia Kurczyn Villalobos, presentó el caso ante el Pleno del INAI y consideró que, debido al impacto económico, cultural, ambiental e histórico de la obra, es esencial dar seguimiento a su desarrollo y garantizar a la ciudadanía el acceso a la información veraz, cierta y oportuna, sobre todo, a la población que habita en las zonas por las cuales atravesará el Tren Maya.

Además, remarcó que es indispensable que la sociedad compruebe si las empresas privadas que participarán cuentan con los permisos y autorizaciones necesarias para diseñar, financiar, construir y mantener las vías férreas y los sistemas de comunicación que correspondan.

La persona que solicitó conocer los permisos, presentó un recurso de revisión ante el INAI, debido a que la SCT declaró la inexistencia de la información y sugirió ingresar la petición al Fondo Nacional de Fomento al Turismo y su filial Fonatur Tren Maya S.A. de C.V. y obras asociadas.

La Comisionada advirtió que la SCT cuenta con otras unidades administrativas competentes para conocer sobre los permisos, las cuales no fueron consultadas.