El Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, expuso que el Poder Judicial este año refrendó su compromiso con una justicia moderna y profesional más humana y cercana a la gente.

Al rendir su segundo informe anual de labores, indicó que implicó un esfuerzo institucional sin precedentes para enfrentar la emergencia sanitaria, sin descuidar un solo día los servicios de justicia.

Destacó que para transformar al Poder Judicial se trabaja en la consolidación de la justicia digital, la defensa y el empoderamiento de los grupos vulnerables, el combate implacable contra la corrupción y el nepotismo, la igualdad de género y la equidad, la formación de cuadros jurisdiccionales, la implementación del nuevo modelo de justicia laboral y el impulso a una reforma judicial respetuosa de la división de Poderes.

Resaltó que durante la pandemia la justicia federal nunca se detuvo, sino que se transformó, donde el Pleno y las Salas funcionaron de manera remota sin interrupciones desde abril.

“Se estableció la posibilidad de tramitar en forma remota todos los asuntos competencia del Poder Judicial, lo que implicó la consolidación de la justicia digital; y se reactivó la tramitación presencial de los expedientes, con todas las medidas sanitarias necesarias para la protección de la salud del personal y del público usuario”, destacó.