La gran demanda de gas en China y la escasez en Europa llevarán a un mayor crecimiento de las exportaciones de este combustible desde Estados Unidos, lo que debería hacer bajar los precios en 2022, indicó la agencia de calificación crediticia Moody’s.

Moody’s cree que la demanda de gas natural en China seguirá creciendo hasta 2025 incluso aunque aumenten los precios del gas natural licuado, y señaló que el alto precio persistente del petróleo hará que las exportaciones de Estados Unidos a Asia sean rentables debido al incremento rápido del volumen.

Asimismo, apuntó que los continuos apagones no planeados en instalaciones dedicadas a la exportación de gas natural licuado en Australia, Malasia, Nigeria, Argelia, Noruega y Trinidad y Tobago han ajustado el mercado en 2021 y están incrementando la demanda de exportaciones estadounidenses flexibles.

La agencia espera que, con un mayor suministro por parte de Estados Unidos, los precios comiencen a bajar, aunque no de manera inmediata.

“Los precios del gas natural en Norteamérica probablemente seguirán por encima de nuestro rango de precios de medio plazo para el (contrato) Henry Hub hasta al menos principios de 2022, apoyándose en su fuerte recuperación de 2021 y una demanda más alta de exportaciones durante el invierno”, dijo la vicepresidenta sénior de Moody’s Elena Nadtotchi.