Una fuerte balacera registrada durante la madrugada de este domingo en Nuevo Laredo, Tamaulipas, dejó como saldo un policía sin vida y otros dos heridos, así como un presunto líder criminal abatido.

El tiroteo se produjo cuando un grupo de pistoleros emboscó a una patrulla de la Policía de Tamaulipas, en la carretera Nuevo Laredo-Monterrey, a la altura de la Colonia Electricistas.

Los efectivos repelieron la agresión, pero al intentar escapar quedaron atrapados entre las camionetas de los pistoleros.

De acuerdo con versiones de los agentes, el enfrentamiento se prolongó por varios minutos, a pesar de que estaban en desventaja ante el grupo armado que disparaba con rifles calibre .50.

Al llegar más policías a reforzar, los pistoleros huyeron del lugar dejando vehículos abandonados con rastros de sangre y armamento de alto poder.