China registró este domingo un caso de COVID-19 por transmisión local tras siete días consecutivos sin detectar contagios de ese tipo, informó hoy la Comisión Nacional de Salud.

El contagio se detectó en la provincia de Hebei, escenario de uno de los rebrotes registrados en el norte del país a finales de diciembre.

Asimismo, China registró un total de 8 casos importados en las ciudades de Shanghái (este, 1) y Tianjin (norte, 1), y en las provincias de Cantón (sur, 4), Henan (centro, 1) y Shaanxi (norte, 1).

Por otra parte, las autoridades sanitarias también informaron  de la detección de 10 infecciones asintomáticas, todas ellas procedentes del exterior. El total de este tipo de infecciones en observación es de 396, de las que 283 son “importadas”.

La Comisión Nacional de Sanidad detalló que, hasta la pasada medianoche local, se dio de alta a 61 pacientes, y uno salió del estado de gravedad.