Cabeza de caballo, cuernos de ciervo, pezuñas de buey y cola de burro. Esta criatura llamada “Cuatro disparidades” es considerada “Tesoro Nacional” de China. El Milu, de la familia de los ciervos, es una especie legendaria en el país. Hoy, en el parque de Nanhaizi en el distrito de Daxing en Beijing, exploraremos su pasado y presente.

Según estudios científicos, los Milus han vivido en China durante millones de años, pero su etapa dorada se remonta a hace unos 10 000 a 3000 años, cuando su población llegó a cientos de millones. Más tarde, debido a las condiciones climáticas y a la mano del hombre, su número bajó hasta casi extinguirse. En el siglo XIX, solo un grupo permanecía en el Jardín Imperial de Caza Nanhaizi.

En 1900, las fuerzas de las 8 potencias invadieron Beijing y muchos de ellos fueron robados y asesinados. Este raro animal desapareció de China. En 1901, el duque de Bedford de Reino Unido recolectó 18 Milus en Europa y los llevó a su hacienda para criarlos en semilibertad, lo que permitió su reproducción. En 1985, como símbolo de amistad, ambos países lanzaron el proyecto de reinserción. 20 llegaron en un vuelo procedente del Reino Unido a Beijing, para luego trasladarse a Nanhaizi, su entonces última morada en el país.

Ese mismo año surgió la primera reserva natural al aire libre de Milu de China en la parte central del que fuera el jardín imperial de la dinastía Qing, Nanhaizi. Juncos y pantanos sirvieron de un hogar ideal y alentaron su reproducción.

El año 2000 dio paso a la fundación del Museo del Parque de Milus Nanhaizi de Beijing, institución que hace las veces además de Centro Experimental Ecológico de Milus de Beijing y Centro de Investigación para la Conservación de la Biodiversidad de Beijing. Su misión es el estudio y protección de esta especie y de la biodiversidad, así como la educación ambiental. Su población ha crecido de 20 a 200 y el otrora jardín real ha recuperado gradualmente su estilo único.

Bai Jiade, director del Centro Experimental Ecológico de Milu de Beijing: Con respecto a la protección del Milu, tenemos un plan de desarrollo de tres pasos: Primero, su repoblación en este parque. Segundo, en su lugar de origen, tramos medio e inferior de los ríos Amarillo y Yangtsé, con prácticas para su adecuación al entorno. Tercero, una vez que sean capaces de sobrevivir en la naturaleza, los dejaremos libres para que vivan tranquilos y se reproduzcan. En cuanto a educación científica, tenemos una serie de actividades. Por ejemplo, los niños actúan como científicos, criadores y voluntarios. En cada periodo, vienen para clases al aire libre. También organizamos exposiciones y videos para el público, y sacamos algunas publicaciones. En el mundo, las especies que han regresado a su hábitat solo suman 138. 15 con resultados exitosos y el Milu es uno de ellos. Su regreso y adecuada conservación no solo es un ejemplo de protección de especies en peligro de extinción en China, sino también un modelo chino de protección de la vida silvestre a nivel mundial.

Fuera de la capital, el país cuenta con programas de cría de Milu en libertad en las provincias de Jiangsu, Hubei, Henan, entre otras. Gracias a la investigación y a la formación de expertos, esta especie extinta en China ha vuelto a reproducirse en libertad con el consiguiente aumento de su número. El Milu es un caso de éxito de reinserción de especies y repoblación, así como un modelo de protección de la vida silvestre. Con la mejora de leyes y reglamentos, la creación de reservas naturales, la expansión de la cooperación internacional y una mayor conciencia de conservación entre la gente, China fortalece su marco de protección, contribuye con la protección de la biodiversidad mundial y vela por su indiscutible belleza.

Mira el video aquí: http://spanish.china.org.cn/txt/2020-08/14/content_76598916.htm