La caminata por la paz retomó su paso rumbo a la Ciudad de México, desde Tres Marías, Morelos, en el segundo día de movilización.

Esta tarde llegarán a la Ciudad de México, por lo que Adrián LeBarón, padre y abuelo de las víctimas del ataque el 4 de noviembre en La Mora, Chihuahua, pidió que los reciban con los brazos abiertos.

«Por favor, recíbannos Ciudad de México, aquí estamos, encaminando hacia ustedes, si no pudieron caminar con nosotros este día, por favor recíbannos y acompáñenos en ese último trayectito», pidió.

«Yo no sabía que éramos tantos los asesinados, además de mis hijos y seres queridos, van más de 300 mil, si 10 personas se suman por cada muerto seremos una fuerza de 3 millones», planteó.

La movilización avanza sobre dos carriles de la Autopista hacia México, resguardada por policías federales.