Cristiano Ronaldo estalló en el tiempo añadido del partido disputado en Belgrado contra Serbia (2-2), después de que le marcaran gol anulado aparentemente legal, en la última acción del partido.

Un pase desde la izquierda de Nuno Mendes fue aprovechado por el atacante del Juventus que alcanzó a golpear el balón antes de que llegara el meta del Eibar Marko Dimitrovic.

La pelota sobrepasó claramente la línea de gol. El defensa Stefan Mitrovic la sacó cuando ya había entrado. Gol anulado.

Cristiano empezó a celebrar el tanto. Pero el juez asistente no indicó gol y el árbitro tampoco.