Luis Mena Pantoja 

Con una compilación de textos de 28 mujeres que desde distintas trincheras han sido factor de cambio en el país, el Congreso capitalino editó el libro «La visión de las mujeres en la construcción de la transformación social y política en México».

Al presentar este libro, la diputada Leonor Gómez Otegui precisó que entre las mujeres que dan su testimonio en el libro están una ministra, consejeras electorales, magistradas, académicas y activistas.

La diputada sin partido destacó como un importante avance para las mujeres capitalinas el que la actual legislatura del Congreso local esté integrada en forma paritaria, con 33 legisladoras y 33 legisladoras. «Hoy oímos en las marchas feministas que lo que nos pasa a una nos pasa a todas, que ni una menos, que nos tenemos a nosotras. Este libro reúne testimonios de que nos tenemos a nosotras cada día más, cada día más fuertes, cada día más empoderadas. Dicen que las mujeres fuertes inspiran a las niñas a ser fuertes», expresó.

En su intervención, la diputada Martha Ávila Ventura, del grupo parlamentario de Morena, reafirmó su compromiso de incentivar el empoderamiento de las mujeres, «en lo individual para que tengamos la libertad de ser las protagonistas de nuestras vidas y en lo comunitario para ayudar a deconstruir los prejuicios que existen en nuestra sociedad y eliminar todas las violencias que se ejercen sobre nosotras».

«Escribir la historia desde las mujeres, incluir la visión de un enorme porcentaje que ha sido excluido, es una tarea pendiente para la transformación histórica del país y del mundo, para caminar hacia una democracia integradora», expresó la diputada Lilia Rossbach Suárez, también de la fracción parlamentaria de Morena

Por su parte, la magistrada del Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México, Miriam Muñoz Mejía, comentó que en este libro se presentan la visión y experiencias de 28 mujeres, por lo que representa una valiosa aportación para las mujeres y la sociedad en su conjunto, al contribuir a erradicar las desigualdades y la discriminación por cuestiones de género, y buscar la igualdad para el desarrollo pleno de todos, con respeto a la dignidad de las mujeres.

Gloria Alejandre Ramírez, docente universitaria, investigadora y doctora especialista en temas de género, aseguró que la participación de las mujeres en la historia se ha visto empañada por la violencia de género, y consideró imprescindible el empoderamiento de las mujeres y el respeto de sus derechos humanos.

En su turno, Marina San Martín Rebolloso, comisionada ciudadana del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México, señaló la importancia de conquistar la igualdad sustantiva desde el derecho a saber, y resaltó la paridad de género que se ha establecido en los poderes, instituciones y espacios públicos de la capital, ya que permite manifestar la visión de las mujeres.

Olimpia Melo Cruz, activista feminista por los derechos de las mujeres y conocida a nivel nacional por impulsar sanciones para la violencia digital en contra de las mujeres, con la llamada Ley Olimpia, resaltó la importancia de este libro que da voz a las mujeres y visibiliza su lucha.

María Carreón Castro, exmagistrada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, destacó la urgencia de generar redes de apoyo para las mujeres y abrir brechas que quiten barreras de género en los diferentes ámbitos, dignifiquen su función social y reivindiquen sus derechos. «El ver la política pública y las modificaciones en nuestro país con una visión de mujer, siempre genera una transformación».

En este sentido, Celia Marín Sasaki, magistrada del Tribunal Superior Judicial de la Ciudad de México, aseguró que «las mujeres sabemos gobernar, sabemos legislar y sabemos juzgar, y prueba de ello es que por primera ocasión contamos con una Jefa de Gobierno mujer, y es la primera ocasión en que contamos con paridad en el Congreso local y en el Congreso federal. Y en los poderes judiciales también tenemos que lograr esa paridad que aún no se alcanza».