Guillermo Pimentel Balderas

Al parecer, la señora gobernadora del Estado de México, Delfina Gómez no se conforma con haber incorporado, de inicio a su gabinete, personalidades de dudosa honestidad, ahora, posiblemente reclutará a una ex funcionaria de Ecatepec que, gasolineros y distribuidores de gas de la entidad vecina, la rechazan por “tranza”.

Se trata de Victoria Arriaga Ramírez, ex titular de la Dirección de Protección Civil y Bomberos de Ecatepec, a quien la gobernadora pretende incorporarla al frente de la Coordinación General de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo mexiquense, pero que, éste gremio la acusa de haber triplicado las gasoneras clandestinas, la venta de gas y gasolina de posible origen ilícito.

Esta Asociación, también le imputa haber implementado los cobros de cuotas mensuales para seguir operando gasolineras; es decir, la inculpan que las extorsiones también crecieron durante su mando. Asimismo, refieren que  en el transcurso de su gestión fue que llegaron personas y amenazaban con clausurar estaciones si no le compraban a su esposo (operador de pipa) combustible,  sabiendo que el producto era de dudosa procedencia. ¿Huachicol?

Los quejosos, por medio de un escrito que entregaron a la mandataria mexiquense (del cual poseemos una copia), afirman que esta situación delincuencial en su momento se informó a la autoridad municipal de Ecatepec, que desgobierna Fernando Vilchis, sin respuesta favorable.

Piden a Delfina valorar el nombramiento en la persona de Arriaga Ramírez pues, posee “malos antecedentes para encabezar la civil en los 125 municipios que conforman la entidad mexiquense”.

Destacan que en la gestión de Victoria Arriaga, los centros clandestinos de almacenamiento y distribución de hidrocarburos de dudosa procedencia crecieron de manera vertiginosa, al amparo de su administración, sin acciones que contuvieran su expansión. Inclusive, este gremio insistió en que con la pésima reputación de Arriaga Ramírez lo más probable es que se consentirán los cobros de cuotas mensuales para seguir operando; es decir, las extorsiones.

También subrayan que otra situación que permeó en el transcurso de su gestión fue que, llegaban personas y amenazaban con clausurar estaciones si no le compraban a su esposo (operador de pipa de gas), sabiendo que el producto era de dudosa procedencia.

Los gaseros mexiquenses, plantearon la necesidad a la señora Delfina de analizar y valorar si dicha persona “es la figura adecuada para dirigir la materia más sensible de la ciudadanía, como es la protección civil, o si estará al frente una persona con malos antecedentes de corrupción y que sería contrario al espíritu de la Cuarta Transformación, que diariamente pregona el Presidente Andrés Manuel López Obrador”.

Consideran la necesidad de que en ese cargo esté una persona que no tenga mancha de corrupción, que se distinga por la honradez, el diálogo y la atención a los problemas con un amplio conocimiento en la materia.

Mauricio Hernández Solano, secretario general de la asociación de Gasolineros y Distribuidores de Gas del Estado de México, de plano rechazó que Victoria Arriaga Ramírez quede en la Coordinación General de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo.

Cabe señalar que de acuerdo a información de medios locales, la señora Victoria Arriaga Ramírez no tiene ninguna formación profesional. Trabajo en la venta del periódico de nota roja “Extra”. Posteriormente, creo su propio medio informativo llamado “Extra Oficial” que no le funcionó.

Se dice que esta persona tiene un fuerte acercamiento con políticos de Morena, entre ellos el alcalde de Ecatepec, Fernando Vilchis Contreras y, ahora, al parecer, con Delfina Gómez.

Dice mi abuelita: ¡Qué miserables! ¡Y, todavía se enojan los desgraciados! Otis, ¿como anillo al dedo?

Correo: delaciudad1951@gmail.com