• Piden sea sometida Layda Sansores a revisión de salud mental

Guillermo Pimentel Balderas

¿Quién detiene las estocadas arteras al consumidor de empresas mexicanas y trasnacionales procesadores de alimentos, comida “chatarra” y de bebidas? Distribuidores entregan de nueva cuenta bandas con precios actualizados a los tenderos. Anuncian otro incremento, incluyendo agua embotellada.

¡No hay quien los pare! Impunemente, empresas mexicanas y trasnacionales procesadoras de alimentos, de comida “chatarra” y de bebidas (refrescos y agua embotellada), incrementan sus precios cada vez que se les antoje sin ninguna autoridad oficial que intervenga.

Como no son  “productos básicos”, tanto la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA) del Gobierno de la Ciudad de México, no pueden proceder “legalmente”. Es el pretexto.

Mientras tanto, compañías como Bimbo, Tía Rosa, Gamesa, Sabritas, entre otras; así como la Coca Cola, Pepsí, Bonafon, entre varias más, actúan libremente para poner nuevos precios a sus productos cada vez que quieran, con el pretexto de la inflación, pero sin ninguna explicación congruente al consumidor.

Los aumentos se dan en un contexto en donde la inflación en México ha tocado máximos en dos décadas, y a pesar de que el gobierno de la 4T asegura que están controlados los incrementos, la especulación y la carestía con su Plan para enfrentar el aumento de precios en insumos básicos, que lleva por nombre Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC), la realidad es otra pues dicho plan resultó fallido.

Quería el gobierno establecer precios máximos en productos de la canasta básica para evitar que la inflación “siga afectando a personas con escasos recursos”. Sin embargo, reconoció que no tiene que ver con alimentos y otros bienes (fuera de la lista de “básicos”).

Entonces, la realidad es que, si no hay un control oficial a estas empresas, seguirán haciendo lo que les venga en gana.

Y, consultados los trabajadores que son utilizados como distribuidores de estas empresas, se quejaron que cada vez que hay aumentos de precios, ellos no tienen ningún beneficio, pues a pesar de trabajar por comisión no son tomados en cuenta con un incentivo, aunque sea.

Piden sea sometida Layda Sansores a revisión de salud mental

Por cierto, la organización Ciudadanos x Campeche, lanzó una petición por medio de charger.org para que la gobernadora de esta entidad, Layda Sansores,  sea sometida a una revisión de su estado de salud mental y, se haga público el resultado de la valoración médica realizada, para conocer si existe alguna enfermedad que le afecte en sus funciones.

Se aclara que esta petición tiene como finalidad garantizar que la mandataria constitucional de Campeche se encuentre en condiciones de salud mental aptas para gobernar pues después de los recientes episodios en los que ha demostrado conductas erráticas, así como brotes psicóticos y alteraciones del comportamiento, este grupo de ciudadanos preocupados por su entidad, lanzó esta petición para que la gobernadora Layda Sansores sea sometida a una revisión de su estado de salud mental

“De la misma forma, dada la avanzada edad de la gobernadora y su aparente desapego con la realidad, planteamos que se presente un informe clínico de manera anual y que, se establezca como requisito para que quien nos gobierne en el futuro, goce de un buen estado de salud mental, pues se trata de un tema de seguridad y bienestar que concierne a todos los campechanos”, se especifica en el escrito.

Correo: delaciudad008@gmail.com

Área de archivos adjuntos