Beirut (Lebanon), 04/08/2020.- Smoke billows from harbor area with damage and debris after a large explosion rocked the harbor of Beirut, Lebanon, 04 August 2020. Dozens of people were killed and at least 2,500 injured in the explosion which also caused severe damage, while its cause is not yet known. (Líbano) EFE/EPA/WAEL HAMZEH

El Consejo de Defensa Supremo de Líbano declaró a Beirut como “zona catastrófica” así como el estado de emergencia durante dos semanas, tras una reunión urgente con los líderes del país.

El presidente libanés, Michel Aoun, afirmó al inicio de la reunión que una “gran catástrofe” ocurrió y apeló a la “necesidad de investigar lo ocurrido y determinar los responsables, especialmente después de que informes de seguridad indicaran que había material explosivo e inflamable” en el puerto.

El primer ministro Hassan Diab prometió que no descansará hasta encontrar al responsable y “aplicarle el castigo máximo porque no es aceptable que un cargo de nitrato de amonio que pesa 2 mil 750 toneladas esté desde hace seis años en un almacén sin tomarse las medidas preventivas, exponiendo la seguridad de los ciudadanos”.

Por su parte, el grupo chií libanés Hezbolá expresó en un comunicado que “la destrucción sin precedente y graves secuelas a nivel humano, sanitario, social y económico requieren que todos los libaneses y todas las fuerzas políticas y actores se solidaricen, se unan y trabajen para superar los efectos de esta desgracia cruel”.

Varios países árabes mostraron su solidaridad con el pueblo y el Gobierno libanés, que pasa por su peor crisis desde el final de la guerra civil (1975-1990).