El Barcelona-PSG con el reencuentro de Neymar con Messi y el conjunto azulgrana destaca entre los enfrentamientos de octavos de final de la Champions League, en los que el Real Madrid se medirá al Atalanta italiano, el Atlético de Madrid al Chelsea y el Sevilla al Borussia Dortmund.

Sin partir como cabezas de serie, barcelonistas y sevillanos evitaron el cruce con el campeón Bayern Múnich, que reanudará la defensa del título contra el Lazio italiano, según el sorteo de la UEFA, el cual emparejó al Borussia Mönchengladbah con Manchester City, a Leipzig con Liverpool y a Porto con Juventus.

El sorteo pareció hacer un guiño a Neymar y en parte hizo caso a una palabras suyas hace unos días, cuando el brasileño habló de volver a jugar con Leo Messi. Lo harán, pero será como rivales y en una eliminatoria que se resolverá en el campo de los parisinos. El equipo de Thomas Tuchel anhela esa primera Champions League que rozó la temporada pasada.

Neymar salió ayer en camilla después de una dura entrada de Thiago Mendes en el partido que el PSG perdió ante el Lyon (0-1), pero su regreso al Camp Nou será el momento del morbo de una temporada hasta ahora irregular para el equipo de Ronald Koeman. Octavo en la liga, a nueve puntos del líder, cedió el liderato de su grupo en Europa al encajar un 0-3 ante el Juventus en la jornada final.