• Jorge Gaviño Ambriz recomienda campañas de concientización para una alimentación adecuada para la CDMX

El diputado local Jorge Gaviño Ambriz señaló como propaganda política la prohibición de la venta de comida y bebidas envasadas y empaquetadas con alto contenido calórico en escuelas de Oaxaca, pues no resuelve los problemas de salud relacionados con sobrepeso, obesidad, diabetes e hipertensión.

El legislador explicó que la Ley que adiciona el artículo 20 Bis a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca es un ordenamiento imperfecto puesto que no hay sanciones para las personas o instituciones que infrinjan la norma, además de que no contempla todos los productos que se venden en la vía pública y que también contienen altos índices de sodio, azúcares y grasas.  Aunado a que es inoperante porque no existe un procedimiento para castigar.

“Una de las características de las leyes es que deben de ser coercitivas, para tal efecto, ante su incumplimiento se sanciona al infractor. La ley que no sanciona es una ley imperfecta, porque no hay forma de hacerla obligatoria, no tiene consecuencias”, apuntó Jorge Gaviño.

Agregó que se ignora el hecho de que la Norma Oficial Mexicana 051, la cual calificó de un gran avance para la adecuada alimentación de la población mexicana, ofrece un lapso de 5 años para aplicar al 100 por ciento el nuevo etiquetado para comida procesada, envasada o empaquetada.

Recomendó que para la Ciudad de México se debe pensar en una norma que vaya encaminada a leyes que promuevan campañas de educación sobre alimentación, sin pensar en prohibiciones, en leyes que no podrán ser aplicables y sancionables.

“Se podría calificar de delincuencia organizada a las personas que den dulces en fiestas infantiles u ofrecerlos en las piñatas de las posadas”, ironizó el legislador.