Amigos muy buen comienzo de semana y ya estamos más cerca de terminar este año, hay que resistir estos golpes del 2020 como lo hizo Julio César Chávez contra el Macho Camacho en 1992.

Vergüenza 

Creo que ya no existe algún adjetivo indigno para el equipo de Cruz Azul, luego de lo que hizo en la semifinal del Guardianes 2020 al perder contra los Pumas, lo que más me da tristeza es la afición de la Máquina, la cual no se explica cómo esta nueva generación de jugadores agachó la cabeza en un partido donde tenían la ventaja.

Luego de la derrota la directiva publicó un video realmente triste en sus redes sociales en donde le dicen a la afición ya dejen de llorar, para colmo Siboldi quien dijo que no se bajaba del barco se bajó y para más colmo se menciona un amaño en este partido ante los Pumas.

Fíjense que el periodista Héctor Huerta, si ese mismo que transmitía en su casa durante el confinamiento y una mujer casi lo quema en plena transmisión, vaya usted a saber que hacían, dijo que unos cuantos jugadores decidieron perder esa ventaja de cuatro goles.

Los jugadores fueron tentados según el buen Huerta, quien se comprometió a comprobar toda esta declaración, lo que si es que como en cada fracaso se espera una purga al Cruz Azul y lo más probable es que se vayan pocos jugadores como suele suceder.

Si usted es aficionado al Cruz Azul mis respetos por tener esa mentalidad que el 2021 será el año en que llegue la novena.

Ironías de la vida 

Hablando de la final de fútbol que disputó el conjunto de Pumas y de León, hay un elemento por cada equipo que son Alfredo Talavera y Emmanuel Gigliotti, ambos fueron importantes para sus equipos, ambos venían del Toluca, club en el cual ya estaban considerados como las manzanas podridas.

Quién lo diría que en otros equipos llegaron a ser funcionales, en el caso de Talavera tuvo mucho que ver con el buen proceso del técnico Andrés Lillini y al cual le dio la garantía de continuar en el club, mientras que el “Puma” Gigliotti se despachó con cinco goles en el torneo y todos los balones no los daba por perdidos, en fin.

Tendrá que esperar 

El nuevo mero mero de la Liga MX, Mikel Arriola empezó con ideas súper brillantes como que la Liga MX se fusione con la MLS, así podríamos ver partidos de alto impacto como un Mazatlán FC contra Galaxy o un Puebla contra los Ángeles, imagínese a los gabachos visitando la altura de Toluca o en agobiante calor de las 12 en Ciudad Universitaria.

Qué ideas tan más brillantes tiene este señor, pero eso que todos los mexicanos amantes del fútbol queremos no va pasar de menos en mucho tiempo. El comisionado de la MLS Don Garber fue sincero al decir que es una idea atrabancada y que la MLS está bien así que Arriola se conforme con la Leagues Cup.