Al continuar con sus reuniones a distancia con diversos sectores productivos del país, tocó este viernes con los involucrados en la industria automotriz, la cual dijo el anfitrión, Ricardo Monreal Ávila, es de suma importancia, pues México es el sexto productor de automóviles en el mundo, y el cuarto mayor exportador de autopartes, de tal manera que está gran industria impacta en 165 actividades económicos de comercio y servicios.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República y líder de la bancada morenista, destacó la importancia de este sector, al señalar que representa el 4 por ciento del PIB y genera el 32 por ciento del total de las ventas externas, amén de sumar más de 3.5 millones de empleos.

De tal manera que esta industria debe considerarse como esencial y empezar su reapertura con base a los protocolos dictados por el Gobierno Federal.

Monreal mencionó que desde 1993 a 2017, según los datos disponibles, la industria automotriz creció más del doble. De ahí la importancia de sostener la reunión con los empresarios líderes de éste renglón.

Prometió entonces escucharlos con atención y ser interlocutores de buena fe ante el Gobierno, ante el Consejo de Salubridad General, para ayudar a la industria, cuidando las medidas de sanidad, la protección de la salud, pero sobre todo de la vida.

Mencionó entonces que para julio se pondrá en marcha el T-MEC y obviamente muchos productos tendrán cada vez más contenidos nacionales, por lo que urge actualizar algunas normas de carácter internacional.

Tocó al senador Alejandro Armenta, de Morena llevar la conducción de la larga reunión a distancia.