Desde hace algún tiempo, el mundo no habla de otra cosa que no sea el coronavirus. Frente a la grave y compleja situación, el rápido accionar de los líderes chinos bajo un comando central de coordinación nacional y el trabajo conjunto de la ciudadanía han hecho posible controlar la epidemia de manera efectiva.
Los ángeles de batas blancas tomaron la primera línea defensiva en esta guerra y cubrieron con su manto protector a los pacientes. Pero no fueron los únicos, los ciudadanos de a pie se unieron a la lucha y desde sus respectivos puestos garantizan el normal desenvolvimiento del país y de su gente. En esta batalla, todos contribuyen a su manera con un único fin.
#coronavirus #COVID19

Veamos los detalles en https://on.china.cn/2VGiF8r