Víctor Hugo Islas Suárez

A ocho meses de iniciada la pandemia en México, muchas son las empresas que siguen con el “home office” y surgen muchas dudas y hasta problemas cuando se habla del tema de capacitación.

La pregunta más común de mis clientes es ¿será buen momento? Mire usted, la respuesta es, SÍ, ahora que la gente no debe desplazarse a la oficina o al lugar de la capacitación, ese tiempo puede servir para que la gente se capacite, además mantenemos el espíritu de equipo y de pertenencia, muchas personas solo ven a sus compañeros de trabajo en el aula virtual.

La pandemia sanitaria está transformando el empleo de todos los mexicanos. Obligó a muchas empresas a implementar el teletrabajo de un día para otro, muchos han tenido que reinventarse y ocupar nuevos roles en su empresa o emprendimientos, con esto, han surgido nuevas formas de trabajar, donde día a día las personas han tenido que adaptarse a este nuevo contexto, que hay que conciliar el trabajo, la familia, los quehaceres diarios, entre muchas cosas más.

Hoy estamos viviendo un cambio laboral acelerado y estamos aprendiendo nuevas formas de trabajar desde nuestras casas, todos a distancia de los equipos de trabajo, momento donde tenemos que estar más comunicados y conectados que nunca, y debemos ser flexibles al cambio. Esta nueva modalidad es un gran desafío para todas las organizaciones, hoy aquellas industrias o puestos de trabajo que tienen menor demanda se están adaptando, reinventando o apoyando a las áreas donde se necesita mayor apoyo. Además, los colaboradores deben ser aún más autónomos y ágiles.

Hoy los profesionales tienen que aplicar la innovación, la flexibilidad y la organización para mantener un buen desempeño, generar valor a distancia y mantener el trabajo colaborativo, y si usted tiene una mejor idea que capacitar al personal para alcanzar las nuevas metas y sortear los retos actuales, me encantaría saberlo.

Gracias a la contingencia, las empresas han tenido que reinventar sus procesos de cursos y capacitaciones a distancia y de forma online, para lo cual muchas instituciones han tenido que buscar nuevas herramientas, nuevos socios que los ayuden en esta misión.

Para que en una organización se implemente un plan de capacitación exitoso sea o no a distancia, siempre se debe conocer bien al equipo e identificar las fortalezas y debilidades.

¿Cuáles son las brechas de conocimientos o habilidades que necesitan cubrir para potenciar su desempeño?, aún más en tiempos de crisis y de teletrabajo. Luego plantearse los objetivos que quiero lograr con la capacitación online para poder diseñar el mejor curso posible.

Te sugiero que, si quieres realizar cursos y capacitaciones, te asesores y busques una empresa que tenga al personal CERTIFICADO para la impartición de los cursos, que tenga experiencia comprobable y que te ofrezca reconocimiento curricular laboral y no olvidemos que es muy importante que cuente con una plataforma segura, eficaz y amigable con el usuario. Es fundamental que cuides siempre la experiencia del colaborador cuando interactúa con plataformas que posiblemente no conoce.