Víctor Hugo Islas Suárez 

La pandemia no solo ha cambiado la forma en la que nos relacionamos con los demás. También ha alterado notablemente nuestros hábitos de consumo, que se han vuelto más digitales que nunca. Así lo demuestra, por ejemplo, el que, durante la pasada Navidad, según datos de Salesforce, las compras por internet crecieron un 50% respecto al mismo periodo en 2019. Incluso aquellas personas que hasta el momento no utilizaban la red y aplicaciones para estas cosas, se han visto obligadas a adentrarse en este mundo de una forma mucho más precipitada e intensa de lo que habrían esperado.

Las plataformas de compraventa de segunda mano, como Facebook o grupos de WhatsApp, han actuado, más que nunca, como termómetro de tendencias de consumo durante el pasado año, a pesar de las medidas y herramientas de seguridad que proporcionan estas plataformas, siempre en cualquier entorno online es recomendable seguir una serie de pautas para evitar caer en situaciones potencialmente engañosas o en casos de estafa. Que, en tiempos de pandemia e hiperconexión, están en auge.

Ver el historial del vendedor 

Las valoraciones que reciba un vendedor, o un comprador, de transacciones anteriores es uno de los mejores indicadores para saber si la persona con la que se está tratando es de confianza. Esto no implica que gente que lleva poco tiempo empleando la plataforma en cuestión no vaya a cumplir con lo acordado.

Comprueba que el producto esté bien 

Una forma de asegurarse de que el producto que vamos a adquirir se encuentra en las mismas condiciones que detalla el anuncio, es pedirle al vendedor un vídeo en el que se pueda comprobar que el producto ofertado se encuentra en buen estado y funciona, incluyendo imágenes en las que se esté utilizando o mostrando en detalle.

No cedas datos personales 

Las plataformas ofrecen todas las herramientas necesarias para establecer una comunicación fluida, por lo que normalmente no es necesario utilizar canales adicionales entre comprador y vendedor. Por eso, lo ideal es utilizar siempre el sistema de comunicación interno de la plataforma y evitar aquellos vendedores que solicitan otros datos personales o de contacto, como el teléfono, el DNI o peor, los datos bancarios o de la tarjeta de crédito.

Ojo con las condiciones 

Si el vendedor no permite efectuar la transacción en persona, no acepta un encuentro presencial para ver el producto o se justifica diciendo que estará fuera algunas semanas, lo mejor es no seguir adelante. Una práctica recomendada es buscar un punto de encuentro que sea adecuado para ambas partes, por lo que la ausencia de esa predisposición puede ser sospechosa. Tampoco es recomendable aceptar realizar el pago a través de formas de pago anónimas o mediante transferencias al extranjero.

También con los precios bajos 

Si se encuentra una oferta con un precio sensiblemente bajo, en comparación de otros anuncios, suele ser una señal de alarma para desconfiar, ya que muchas de estas “gangas” pueden ser engañosas.

Comunica el fraude 

Si se identifica un posible caso de fraude o comportamiento sospechoso del vendedor, es recomendable reportar rápidamente cualquier irregularidad a los cuerpos de policía y ponerse en contacto con los responsables de Atención al Cliente de la plataforma, ya que de esta forma se podrá evitar futuras compras fraudulentas.