Víctor Hugo Islas Suárez

México está dentro de los países más reacios a adoptar la inteligencia artificial en los negocios, un 65% de los empresarios afirma “no querer usar la inteligencia artificial y no piensan hacerlo”.

Este rechazo no es solo por el desconocimiento de la tecnología, ya que 3 de cada diez encuestados saben lo que es la inteligencia artificial. Un alarmante 45% no lo tiene claro y un 27% afirma no saber lo que es.

A pesar del conocimiento de esta herramienta, solo el 22% de las empresas afirma usar “al menos una tecnología de inteligencia artificial” pero suele confundirse el termino y usar solamente herramientas tecnológicas para cubrir algunos procesos de trabajo.

El tejido empresarial mexicano en su gran mayoría está formado por pequeñas y medianas empresas en general, las grandes empresas tienen más probabilidades de adoptar la IA que las de menor tamaño, sin embargo, el panorama empresarial en México relacionado con la IA está enfocado en medianas empresas de entre 50 y 250 trabajadores que lideran la adopción de la inteligencia artificial en sus procesos casi el 40% de las empresas afirman tener herramientas de este campo.

Por el contrario, las pequeñas compañías con hasta 50 trabajadoras son las menos interesadas en este sentido, No obstante, y a pesar del interés creciente por esta tecnología, el porcentaje de adopción de estas soluciones inteligentes está muy por debajo de la media y apenas llega al 13% la automatización de procesos, detección de anomalías y visión artificial son las tareas más extendidas.

Las tecnologías de la IA aportan un innegable valor añadido a toda una gama de productos los sectores industriales están usando la inteligencia artificial para optimizar y automatizar sus procesos.

Falta de perfiles laborales

La falta de habilidades relacionadas con el sector de la inteligencia artificial en el mercado laboral es una de las grandes barreras e impulsa el desánimo entre más de la mitad de los empresarios para la adopción de esta tecnología, a ello se le suma el coste de la implementación de estas herramientas para sus negocios y que el 66% de las empresas lo ve como una barrera y muy por encima de sus posibilidad o necesidades, y esto suele ser por la falta de expertos en el tema, las áreas de TIC en las empresas comienzan a quedarse rezagadas por dos grandes factores, la edad de las personas y la muy grave falta de capacitación, una empresa no puede avanzar en la trasformación tecnológica sin personas que sustenten el avance, nos quedamos con lo viejo porque sirve, y se pretende que con la fuerza laboral animada sea suficiente.

Si no tenemos inteligencia humana en las empresas que sea capaz de entender la tecnología, no esperemos mucho de la IA.