Víctor Hugo Islas Suárez

Esta semana tuve la oportunidad de dar un webinar sobre los avances tecnológicos que nos esperan en los próximos 5 años, una de las preguntas que más tiempo necesitaba para responder tristemente fue una de las ultimas, me preguntaron ¿cada cuánto tiempo una empresa debe cambiar su tecnología?, así que para curarme en salud les platicare un poco sobre la madurez digital de las empresas.

La madurez digital empresarial es un instrumento útil para comprender el avance del proceso de transformación digital o tecnológico, mediante el análisis de diversos indicadores, podemos obtener una visión de conjunto, y así observamos los puntos fuertes y debilidades concretas de cada lugar.

¿Cuáles son los mejores indicadores de avance de la transformación digital?, si bien pueden ser variados, existe un estándar de referencia con cuatro categorías clave:

  • La visión, cultura y liderazgo digitales dentro de las empresas
  • Los aspectos relacionados con los recursos humanos
  • La relación con los clientes
  • El negocio online

En otros índices se analizan aspectos íntimamente relacionados con los anteriores. Entre ellos podemos destacar:

  • Los efectos de la transformación digital sobre los procesos
  • La influencia sobre el perfil innovador de la empresa
  • El hecho de que se trate o no de empresas disruptivas apoyadas en la transformación digital
  • Los cambios que se hayan producido en la comunicación interna y externa de la empresa
  • El grado de apoyo de los pequeños accionistas o propietarios no gestores
  • La identificación de logros concretos favorecidos por la digitalización
  • El efecto sobre la productividad

Ahora bien, uno de los retos más fuertes al hablar de la transformación digital es, “Los factores organizativos y culturales”; La transformación digital implica cambios estratégicos en las empresas por ese motivo el factor cultural se ha identificado como el primer obstáculo a superar, además, se necesitan objetivos concretos y una dirección preparada para liderar el proceso.

Son muy pocas las empresas que en los últimos 5 años han puesto la debida atención a las áreas de TI, y muchas menos las que han creado el área de “innovación tecnológica” esto puso en ventaja a las empresas que en esta pandemia ya sabían usar las aplicaciones para trabajo en línea, recordemos que el home office no es solamente la App para videoconferencias, son muchas las herramientas que se están usando, repositorios en la nube, CRM, RP, etc. etc. y más del 90 % al no contar con programas de capacitación y áreas de innovación en tecnologías, se vieron sorprendidas al momento de obligadamente irnos a encerrar por la pandemia.

Así que acérquese a su empresa y pregunte por el área de innovación tecnológica y sus programas de capacitación, si no los tiene, es un buen momento de ir pensando en los próximos meses y años en donde seremos bombardeados con la 5G, el Wifi 6 y muchos otros avances tecnológicos.