Víctor Hugo Islas Suárez

En estos tiempos donde nos hemos encontrado en el teletrabajo y las clases en línea, puede resultar tedioso y/o complicado escribir rápidamente lo que requerimos, muchas cosas de la junta o la capacitación se pueden ir de nuestro alcance, o escribimos o escuchamos.

Bueno pues una buena noticia es que Microsoft Word Online puede hacer el trabajo por nosotros, y esta función se encuentra tanto en las versiones de paga de Microsoft 354 como en las versiones de usuarios de Outlook.com, Live y Hotmail.

Con la última actualización de Microsoft Word Online, los suscriptores pueden cargar una grabación de audio existente para transcribirla o grabar una conversación en vivo dentro de Microsoft Word. El programa también puede detectar si diferentes personas están hablando durante una conversación y creará una transcripción con marca de tiempo de lo que se dijo. Si hay errores en la transcripción, las personas pueden verificar el audio y corregirlo. (¿acaso no es esto una maravilla?)

Si bien es verdad que no es algo nuevo en el mundo de los procesadores de texto, ya que Apple y Google lo hacen desde hace tiempo, la innovación es justamente que la inteligencia artificial dentro de Microsoft es capaz de reconocer a los diferentes oradores dentro del audio esto es lo que hace que en verdad sea digno de mencionarse, la puntuación que realiza, así como los signos de interrogación y el corrector de estilos es en verdad digno de aplaudirse.

Con Transcribir en Word, la transcripción aparece junto con el documento de Word, para que puedas seguir escribiendo y creando tu documento. Puedes extraer citas de cualquier línea de la transcripción o agregar la transcripción completa en el cuerpo de tu texto principal.

Word impone un límite de tiempo de cinco horas por mes para las grabaciones cargadas y un tamaño de archivo de 200 MB para cada grabación, pero no hay límite si graba audio directamente dentro de Word.

Microsoft informó en una publicación de blog que traerá la función de transcripción a Word en dispositivos móviles a fines de este año y que trabaja en soporte para otros idiomas además del inglés. No se sabe cuándo podría llegar la función a las aplicaciones de escritorio para Windows y macOS.

Y por último un dato que puede resultar interesante, este texto fue dictado de principio a fin usando la herramienta, no solo fue más rápido que escribirla, sino que en adición la corrección ortográfica no fue necesaria, ahorrándome mucho tiempo.

Anímese a utilizarla, no se arrepentirá, hay que anotar una “palomita” para Microsoft en esta.