La escasez y los altos precios de los cubrebocas en Oaxaca para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus llevó a un grupo de mujeres tejedoras mixtecas a elaborar sus propios productos con palma nativa de la región para venderlos y obtener ingresos para mantenerse durante la pandemia.

Originarias de san Miguel Huautla Nochixtlán, mujeres dedicadas a tejer y elaborar artesanías como sombreros, tenates, petates, sopladores, aretes, mecate y diversas figuras elaboradas, hallaron un nuevo uso para la palma y enfrentar la pandemia del coronavirus: producir cubrebocas y venderlos para obtener ingresos.

Además de ser artesanales, los cubrebocas son amables con el medio ambiente, ya que son lavables y de fácil desinfección.

Juana López, Serapia López López, y Juana López López elaboran los cubrebocas artesanales y relatan que sus productos de palma a sólo 5 pesos, con lo que logran obtener un ingreso para sobrevivir económicamente ante la contingencia, que ha causado que los destinos turístico dejen de ser visitados por que están cerrados desde hace 45 días.