Andrés Suárez Ramírez  

Esta semana arranca el proyecto por parte de la Liga MX, para seguir manteniendo un lejano, pero al mismo tiempo cercano sueño de poder llegar al fútbol de primera división con finanzas sanas, se trata de la Liga de Expansión.

Esta liga fue anunciada y vista con malos ojos por algunos equipos del entonces Ascenso, cuando su campeonato se paró por la pandemia del coronavirus, más tarde trajo consigo la cancelación; con mucha incertidumbre comenzó el proceso de registros para la Liga de Expansión con el fin de materializar su sueño de ser equipos de primera categoría y salvar a los jugadores de perder su oficio.

La también Liga de Desarrollo comienza este martes 18 de agosto en el Estadio Akron, con la filial de Chivas, el Tapatío ante los Cimarrones de Sonora, todos los duelos de los 15 equipos se llevarán de martes a jueves.

Esta liga estará compuesta por 15 fechas las cuales tendrán que terminar el 22 de noviembre, mientras que la reclasificación será del 24 de noviembre al 27; los cuartos de final de ida y vuelta serán del 1 al 6 de diciembre; las eliminatorias del 9 al 13 de diciembre y la final de ida 16 o 17 y el campeón se define 19 o 20 del último mes del año.

En la nueva liga se agregan dos filiales de equipos de Primera División que son el Tapatío y Pumas Tabasco, además de dos equipos de la Liga Premier de Segunda División, Club Tepatitlán y Coyotes Tlaxcala.

El equipo que quede campeón recibirá un monto económico, pero no será como antes que era medio boleto para la Liga MX, al menos eso no pasara por los siguientes seis años, todo con el fin de que no haya problemas económicos para los equipos.

Por su parte en la Liga MX los equipos que no tengan una buena campaña y sean el último lugar del cociente tendrán que pagar una multa de 120 millones de pesos, el penúltimo con 70 millones y el antepenúltimo con 50 millones.

Cuando comience cada año futbolístico los equipos recibirán la cantidad de 20 millones de pesos anuales para que su desarrollo personal sea el más óptimo.

Los protagonistas de esta liga son Los Alebrijes de Oaxaca, Atlante, Cancún FC, Celaya, Cimarrones de Sonora, Atlético de Morelia, Correcaminos, Dorados de Sinaloa, Mineros de Zacatecas, Tampico Madero, Leones Negros, Venados FC, Tapatío, Pumas Tabasco, Deportivo Tepatitlán y Coyotes Tlaxcala.

Una de las cosas que se presentan en esta liga, es el regreso del Atlante a la Ciudad de México y jugando en el estadio Azulgrana; los Potros de Hierro serán uno de los equipos que jueguen con puros mexicanos en esta primera edición y comandados por Mario García.

En el caso de los entrenadores un 40 por ciento se encuentran en la edad de cuarenta años, el otro cuarenta por ciento tienen la edad de cincuenta años, el entrenador con más edad es Jorge Dávalos con 63 años de Leones Negros y el más joven es Alexis Moreno de Mineros de Zacatecas.